Fish

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1386 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Realismo Mágico en un fragmento de Cien Años de Soledad, de Gabriel García Márquez.

Personajes:
Narrador:
Santa Sofía de la Piedad:
Aureliano: Gregori Chacon Anselmi
Fernanda:
José Arcadio:
Dos (2) Espectros: Melquíades y Úrsula.
Cuatro (4) Niños.

(Los hechos ocurren dentro de la casa y en una librería)Narrador: Aureliano se la pasaba todo el día en el cuarto de Melquíades sumergido en los libros. No es de extrañar que manejara todos los conocimientos básicos característicos del hombre medieval. Aprendió sobre las leyendas del libro desencuadernado, los estudios de Hermann, los apuntes sobre la ciencia demonológica, las claves de la piedra filosofal, las premoniciones de Nostradamus, entre otros.(Entra Santa Sofía de la Piedad al cuarto de Melquíades donde se encuentra con Aureliano)

Santa Sofía de la Piedad: ¡Buenos días coronel Aureliano Buendía! Aquí tiene su taza de café sin azúcar. Al medio día le traeré su plato de arroz con tajadas de plátano frito, como de costumbre.

(Se retira y se coloca detrás de la puerta del cuarto. Aureliano no siente su presencia y empieza a susurrarpalabras que Santa Sofía de la Piedad no logra escuchar ni entender)

Santa Sofía de la Piedad: ¿Este hombre está hablando solo? (Se retira)

Narrador: Santa Sofía de la Piedad creía que Aureliano hablaba solo, cuando en realidad se comunicaba con Melquíades.
(Aparición de Melquíades en el cuarto)

Melquíades (dirigiéndose a Aureliano): Mis oportunidades de volver a este cuarto están contadas.Pero me retiro tranquilo a las praderas de la muerte porque sé que tienes tiempo de aprender el sánscrito para que los pergaminos puedan ser descifrados.

Narrador: Con el tiempo, en la casa de Santa Sofía de la Piedad fueron reduciéndose los habitantes, pero para ella era no era algo perturbador sino todo lo contrario, era como un descanso merecedor por haber trabajado ahí más de medio siglo,consagrando toda una vida de soledad y silencio a la crianza de unos niños que apenas si recordaban que eran sus hijos y sus nietos, y que se ocupó de Aureliano como si hubiera salido de sus entrañas, sin ni siquiera saber ella misma que era su bisabuela.

Después de la muerte de Úrsula, Santa Sofía de la Piedad empezó a decaer, ya era una mujer muy anciana, agotada y ya no rendía como antes. Lacasa se precipitó de la noche a la mañana.

(Santa Sofía de la Piedad se encuentra limpiando la casa, espantado y matando insectos con una escoba, mientras que Fernanda está sentada en una mesa escribiendo cartas a sus hijos sin darse cuenta de la destrucción que había a su alrededor)

Santa Sofía de la Piedad (a Aureliano): ¡Me rindo! Esta es mucha casa para mis pobres huesos.

Aureliano:¿Para dónde vas?

Santa Sofía de la Piedad: Pasaré mis últimos años con una prima casi hermana que vive en Riohacha.

Aureliano: ¡Toma! Ten catorce pescaditos de oro.

Santa Sofía de la Piedad: Gracias coronel. (Se retira)

Narrador: Jamás se volvió a saber de Santa Sofía de la Piedad. Aureliano y Fernanda no compartieron la soledad, sino que siguieron viviendo cada uno en la suya, haciendola limpieza de sus cuartos únicamente, el resto se desplomaba.

Fernanda: Esta casa se está llenando de duendes. Los objetos cambian de lugar por sí solos. ¿Dónde está la tijera que dejé en la cama? ¿Por qué de repente aparece en la cocina? El tintero aparece del lado izquierdo cuando debe estar del lado derecho, los sobres de las cartas se me confunden. De seguro es Aureliano, le pondré unatrampa. A su paso le colocaré varios objetos para sorprenderlo cuando los cambie.

(Fernanda busca algunos objetos y se los coloca en la puerta del cuarto de Melquíades donde se encuentra Aureliano)

Narrador: Pero Aureliano abandonaba el cuarto de Melquíades únicamente para ir a la cocina o al excusado. Fernanda terminó por creer que eran travesuras de duendes y decidió amarrar todos los...
tracking img