Fisica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2042 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Puntos sobresalientes del libro de Jeremías
LAS calamidades que anunció Jeremías debieron de escandalizar al pueblo de Israel. ¿Cómo iba a ser reducido a cenizas el glorioso templo que había sido un centro de adoración por más de tres siglos? ¿Cómo iba a yacer desolada la ciudad de Jerusalén y la tierra de Judá? ¿Cómo iban a llevarse cautivos a sus habitantes? El libro de Jeremías, el segundomás extenso de la Biblia, recoge estas y otras declaraciones judiciales. Y, además, cuenta las vivencias del profeta a lo largo de sus sesenta y siete años de fiel ministerio. La información que contiene no se expone en orden cronológico, sino temático.
¿Por qué debe interesarnos el libro de Jeremías? Sus profecías robustecen nuestra fe en Jehová, que es el Cumplidor de promesas (Isaías 55:10, 11).La labor profética de Jeremías y la actitud de la gente hacia su mensaje tienen correspondencia en nuestros tiempos (1 Corintios 10:11). Además, el relato de cómo trató Jehová a su pueblo destaca Sus atributos y debería ejercer un profundo efecto en nosotros (Hebreos 4:12).
“DOS COSAS MALAS QUE MI PUEBLO HA HECHO”
(Jeremías 1:1–20:18)
Jeremías recibe su comisión de profeta en el decimoterceraño de la dominación de Josías, rey de Judá, cuatro décadas antes de la destrucción de Jerusalén en el año 607 antes de nuestra era (Jeremías 1:1, 2). Las declaraciones que se realizan principalmente durante los restantes dieciocho años del reinado de Josías denuncian la maldad de Judá y proclaman los juicios divinos contra la nación. “Haré de Jerusalén montones de piedras, [...] y de las ciudades deJudá haré un yermo desolado, sin habitante”, declara Jehová (Jeremías 9:11). ¿La razón? “Porque hay dos cosas malas que mi pueblo ha hecho.” (Jeremías 2:13.)
La profecía contiene, además, un mensaje de restauración para un resto de israelitas arrepentidos (Jeremías 3:14-18; 12:14, 15; 16:14-21). El profeta, no obstante, no es bien recibido. “El principal comisionado en la casa de Jehová” logolpea y lo pone en el cepo hasta el día siguiente (Jeremías 20:1-3).
Respuestas a preguntas bíblicas:
1:11, 12. ¿Por qué se relaciona “un retoño de almendro” con que Jehová se mantenga despierto tocante a su palabra? El almendro es “uno de los primeros árboles que florece en la primavera” (versículo 11, nota). Así, en sentido figurado, Jehová siguió madrugando y enviando a sus profetas paraadvertir a su pueblo de sus juicios y se mantuvo despierto hasta que se ejecutaron (Jeremías 7:25).
2:10, 11. ¿Por qué era tan insólito lo que hacían los israelitas infieles? Aunque las naciones paganas como Kitim y Quedar (situadas al oeste y al este respectivamente) incorporaban deidades de otros pueblos a su panteón, la idea de reemplazar por completo a los dioses nacionales era algo inaudito. Sinembargo, Israel había abandonado a Jehová y había cambiado la gloria del Dios vivo por ídolos inertes.
3:11-22; 11:10-12, 17. ¿Por qué incluyó Jeremías al reino norteño de diez tribus en sus declaraciones si Samaria ya había caído en el año 740 antes de nuestra era? La razón es que la destrucción de Jerusalén en el año 607 no solo fue una expresión del juicio de Jehová sobre Judá, sino contra laentera nación de Israel (Ezequiel 9:9, 10). Además, los intereses del reino de diez tribus —aun después de su caída— todavía estaban representados en Jerusalén, como revelan los mensajes de los profetas de Dios.
4:3, 4. ¿Qué significa este mandato? Los judíos infieles debían preparar, mullir y limpiar el terreno de su corazón. Tenían que quitar “los prepucios de sus corazones”, es decir,desarraigar los pensamientos, sentimientos y motivos impuros (Jeremías 9:25, 26; Hechos 7:51). Para ello se requería un cambio de vida: dejar de practicar lo malo y hacer lo que redundara en la bendición divina.
4:10; 15:18. ¿En qué sentido engañó Jehová a su pueblo renegado? En los días de Jeremías había quienes profetizaban mentiras (Jeremías 5:31; 20:6; 23:16, 17, 25-28, 32). Y Jehová no impidió que...
tracking img