Fisicoculturismo femenino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Dentro del culturismo nacional hay féminas
Estar papeada tiene un costo
Una de las críticas al culturismo femenino es el uso de sustancias externas para estar por encima de la masa muscular normal, quienes las utilizan experimentan cambios en su cuerpo que las catalogan socialmente como “machorras”. No menstrúan, tienen excesivo vello, se les hace visible la manzana de Adán, cambian de voz,poseen una barbilla cuadrada y su actitud es masculina. No obstante hay un grupo de mujeres que demuestran que también “los músculos pueden ser femeninos”.

Realmente es un templo. Existen ordenanzas, hay discípulos, tienen creencias, se rinde culto, se cumplen ritos. En el se pueden escuchar también algunas plegarias: “¡señor con qué me iré a conseguir hoy!, ¡dame paciencia!, ¡pon laspalabras adecuadas en mi boca!, ¡tú eres grande, señor! “; es así como religiosamente se desata el monologo interno de “Chachi” cada vez que lo pisa.
A “Chachi” se le llama por el parlante del santuario notificándole que se le solicita en recepción. Los espejos a su alrededor dan fe de su constancia, potencial y sobre todo de su fuerza. Se hacen evidentes los años de trabajo muscular; bíceps, tríceps,pecho, cuádriceps y pantorrillas son los primeros delatadores. En definitiva, debe ser la “Chachi”.
“Pasa reina”, dice con voz sensual casi nata. Es su tiempo de descanso y camina con su envase rosado de Hello Kitty, en el lleva plátano sancochado y carne tipo hamburguesa libre de aceite. Todo debió ser preparado y pesado la noche anterior.
Entre la música desenfrenada, la caída de varioskilos al suelo y la acción constante de los multifuerzas, Nayibe Bolívar cuenta su historia dentro del mundo del Culturismo.
La amante de Kitty viene de una familia conservadora que esperaba de ella un diploma, un acta de matrimonio y una partida de nacimiento; ésta abogada le agregó a la lista de deseos un acta de divorcio y lo tercero se lo ha pensado más de una vez. No ha conseguido “elhombre que es”.
Uno de los entrenadores del templo Sweat Gym la llama “la pelua” por tener el cabello “como una arepa con queso amarillo rayado y carne mechada”, según él.
“Chachi” como prefiere que se le llame, come 6 veces al día y se prepara para los Juegos Suramericanos en Venezuela, del 1 al 4 de Septiembre, y para los Centroamericanos en El Salvador.
35 años de edad que no se notan.Nayibe es bodyfitness y selección nacional. Se casó a los 19 años y recuerda perfectamente cuando su madre le dijo: “mira Chachi cuando uno comienza a tener relaciones, los hombres empiezan a sobarlo a uno. Así. Los músculos se caen, las boobies, todo. Uno se tiene que cuidar”, ante ello solo respondió “si va”.
Esas palabras marcarían un antes, un después y muchas zonas de su cuerpo. Como lamayoría de las mujeres que practican culturismo (deporte donde se le rinde culto al cuerpo a través del entrenamiento físico y constante), Nayibe asegura que solo desea seguir tonificando su cuerpo, ganar estado físico y presentarse en tarima: “una sensación que no cambio por nada en el mundo”.
Las bodyfitness a diferencia de las mujeres fisicoculturistas, son talladas, de dimensiones muscularesmás pequeñas y en cada competencia montan una coreografía en la que muestran sus atributos en cuatro poses: de frente, derecho, de lado izquierdo y de espalda. Chachi, con músculos y tacones es “toda una miss” que solo hace uso de traje de baños de dos piezas y enteros. No gana una corona pero si la satisfacción de años de entrenamiento y “más cuando a nosotras las mujeres no nos gustan hacerejercicios. A nosotras nos dicen que hay una pastillita que te pone requeté uff y dame un cajón”.
Desde la antigua Grecia, las mujeres no eran bienvenidas en ningún escenario deportivo, no podían participar en competiciones, se les prohibía la asistencia a los juegos y estaba vetado para ellas todo lo que estuviese relacionado con las disciplinas que en esos tiempos se ofrecía. A pesar de que...
tracking img