Florence, novela corta realista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1877 palabras )
  • Descarga(s) : 23
  • Publicado : 17 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FLORENCE Y SU PRIMER AMOR

Florence, después de ocho años de casada, mueve su mano derecha hacia la otra mitad de la cama, buscando despertar a su esposo para que le trajese un poco de agua y así calmar la sed producida por los primeros síntomas de la gripe; nuevamente se hallaba sola en su cama como sucedía casi todas las noches desde su casamiento. Las primeras noches, le dejaron unaimpresión de engaño con otra mujer, pero luego de poco tiempo, se dio cuenta de que realmente, Jean Paul, pasaba mucho tiempo en su sala de estudio, dedicado de pleno a la disciplina de la medicina. La sala de estudio estaba en el primer piso de la casa; y Jean Paul al tiempo que estudiaba, esperaba a que algún enfermo de atención urgente apareciera mientras probaba con sus ranas o leía los últimosadelantos de la medicina en su región; igualmente, probaba algunas medicinas naturales para curar el sarampión, la sífilis y últimamente buscaba una para curar la tuberculosis.
La mujer, se levanta de su cama y toma su abrigo mientras sale del cuarto para bajar a la cocina; bajando las escaleras, una pequeña ráfaga de viento, entra por el espacio que hay en la puerta para que el correo entre a la casa yhace temblar un poco su cuerpo, provocando que sin quererlo, mire a su esposo leyendo una de sus últimas adquisiciones acerca intentos fallidos en el tratamiento de enfermedades, quizá pensaba en intentar de nuevo aquellos experimentos y sanar aquellas enfermedades; Florence, sigue bajando y entra a la cocina para servirse su vaso con agua, mientras lo bebe, sale de la cocina y mira hacia alestudio, y ve a su esposo totalmente inmerso en su lectura y cada vez mas lejos de ella. Cuando termina, deja el vaso sobre una pequeña mesa que hay al lado de las escaleras y sube lentamente a su cuarto; Nuevamente acostada, intenta recordar e incluso abrazar la vaga imagen de sus esposo acostado al lado de ella, pero tan solo logra ver con claridad a Jean Paul sentado en el sillón leyendo un libro.La noche, parece no terminar para ella, no hay algún recuerdo ya, que le provoque una sonrisa o por lo menos una esperanza de sentirlo cerca; en medio de recuerdos que la desesperan, la madrugada se asoma y al fin parece que dormirá tranquilamente.

Son las 9 de la mañana, cuando una de las criadas irrumpe en el cuarto de los esposos para entregar una carta que hacia algunos instantes habíallegado a la casa; la carta era para Jean Paul, provenía del Viñedo de Lorraine, donde uno de sus hermanos trabajaba y vivía. En la carta, se le pide el favor de brindarle posada a su hijo para que pudiese estudiar literatura y poesía allí, en Paris, pues los pocos ahorros que tenían, tan solo les eran suficientes para el estudio de su hijo Othelo. De inmediato, Jean Paul responde a la carta con suaprobación y la de su esposa para que aquel joven se dirigiera a su morada.
Pasan dos semanas, antes de que Othelo se encuentre con algo de inseguridad frente a la puerta para golpear; En el mismo momento, Florence se disponía a salir de la casa para dar un paseo por las calles parisinas; al abrir la puerta encontró a aquel tímido muchacho que reflejaba una gran vitalidad y un gran atractivofísico. Las palabras no salieron de ninguno de los dos, tan solo se miraban y sentían cientos de cosas pasar por su cabeza. De repente y tartamudeando un poco, Florence le dice al joven: Usted debe ser Othelo, frase a la cual, el joven asiente con la cara algo sonrojada. Florence, hace seguir al muchacho y le pide que siga hacia el salón de estudio, donde estaría Jean Paul y con un adiós se aleja deOthelo para ir a su paseo planeado.
Al entrar, observa una casa grande llena de pinturas y varias bibliotecas muy bien conservadas. Jean Paul le saluda efusivamente, pues en su concepto, eran pocos aquellos que encontraban en el estudio placer y tranquilidad. Othelo, es guiado por su tío a su nuevo cuarto, en el cual encontró una gran cama y un escritorio en el que podía escribir y leer...
tracking img