Florencio sanchez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7846 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
1

FUNDAMENTACIÓN:
A menudo asistimos al Derecho a Respuesta como recurso legal del que se valen aquellas personas que se han sentido agraviadas en su honor o en su moral. Descargan en interminables y aburridos panfletos un abigarrado cúmulo de información que, por lo general, aparece descontextualizada y que muy poco atrae a quien debe procesarla y prefiere, en cambio, pasar de estación deradio, de canal de televisión, o bien dar vuelta la página. Pero cuando este derecho se ejerce desde el talento, más allá de la condición de “persona pública” del agraviado; cuando la respuesta se realiza desde una posición comprometida y es respaldada por una convicción ideológica fuertemente asentada; cuando es dirigida a un “ser social”, que nunca preguntó ni acusó ni protestó más que desde elsilencio, el conformismo o la pasividad; cuando aparece, más allá de la controversia puntual, el arte, el derecho a respuesta cobra una dimensión altamente sugestiva y comienza a jugar un papel importante en la toma de decisiones y posturas del receptor, ávido consumidor de simbolismos. En 1910 Florencio Sánchez respondió. Lo hizo sin que nadie hubiese tirado – explícitamente- “la primera piedra”,y el producto resultó una de esas joyas que sólo puede labrar una personalidad que conjuga en su espíritu el arte de la palabra y el ejercicio de la política. Es así que la escritura deviene en No creo en ustedes, un férreo compromiso humano, una respuesta desde la ironía en la que Sánchez expone las contradicciones y carencias de la clase política uruguaya y de la sociedad en general deprincipios del 1900. Una fórmula compleja desde lo retórico y por demás efectiva desde lo lúdico, No creo en ustedes apela como una de sus figuras centrales a la ironía, que hace su aparición aquí para otorgar pleno sentido a la entrelínea, jugando con lo no dicho. Sánchez traslada a un receptor selectivo y seleccionado el compromiso de construir el texto que no aparece, el que se supone aludido pero noexiste. En La dimensión verbal en el teatro anarquista Ana Ruth Giustachini afirma que “…el anarquismo no se presenta sólo como una lucha política sino también como un programa de elevación cultural que se instrumenta a través de diarios, revistas, conferencias, centros de estudios sociales, clubes, representaciones teatrales a cargo de grupos filodramáticos, etc…” y es en este sentido que debemosentender y aprehender la obra de Sánchez.

2

No creo en ustedes presenta, a su vez, una característica más que gravita tanto en el proceso de producción del texto como en las consecuencias y derivaciones que éste tiene en la sociedad: la firma. Vemos que en este caso la firma no es un seudónimo1 sino que Florencio Sánchez se hace cargo del compromiso que él mismo traza, dejando de lado todotemor de persecución y aceptando su condición de productor y crítico social, sin importar las repercusiones que esto pudiera acarrearle en el resto de su vida pública. Esta sumatoria de conflictos políticos, intelectuales y luchas simbólicas, se mezcla aquí con el compromiso con la verdad y con la acción directa2 del propio autor, para derivar en un resumen de la realidad rioplatense en poco más deuna página y en un formato por demás interesante y por lo tanto plausible de someter a análisis. Diremos, en este punto, que nos resulta prácticamente imposible desprender el análisis del texto del ser político que lo firma, y que por lo tanto encontraremos aquí elementos que transitan desde el pensamiento anárquico y el compromiso social hasta las formas retóricas más sutiles. Veremos coexistirel guerrero blanco con el periodista, al anarquista con el dramaturgo, al hombre de letras con el soldado, a todos los Sánchez que se debaten en un estilo de escritura que creemos se ha diluido en el tiempo para volverse meros descargos moralistas. De ahí el interés por abordar este texto, que por otra parte refleja un momento muy especial, un punto de inflexión en el que la crítica de Sánchez...
tracking img