Flores en el arico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 591 (147535 palabras )
  • Descarga(s) : 27
  • Publicado : 7 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Jet [Novela]

Biblioteca

V.C. ANDREWS

V.C. ANDREWS
FLORES EN EL ATICO

Traducción de Jesús Pardo

PLAZA & JANES EDITORES, S.A.

DEBOLSILLO

Título original: Flowers in the Attic Diseño de la portada: Depto. de Diseño del Grupo Editorial Plaza & Janés Fotografía de la portada: © SuperStock Primera edición: abril, 2001 © 1979, Virginia Andrews Bailarina, letra de Bob Russel ymúsica de Carl Sigman, Editores TRO-the Cronwell Music, Inc. & Harrison Music (ASCAP). Reimpreso con permiso. © de la traducción: Jesús Pardo © 1981, Plaza & Janés editores, S. A. Edición de bolsillo: Nuevas Ediciones de Bolsillo, S. L. Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita de los titulares del «Copyright», bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial ototal de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares de ella mediante alquiler o préstamo públicos. Printed in Spain — Impreso en España ISBN: 84-8450-506-5 (vol. 182/1) Depósito legal: B. 18.335 - 2001 Impreso en Litografía Rosés, S. A. Progrés, 54-60. Gavá (Barcelona) P 805065

LISTA DE PERSONAJESChristopher FOXWORTH, conocido como Do-LLANGANGER, hijo de Alicia Foxworth y hermanastro de Malcolm Foxworth. Corinne FOXWORTH/DOLIANGANGER, esposa y sobrina de Christopher. Christopher DOLIANGANGER, hijo mayor de Christopher y Corinne. Catherine DOLLANGANGER, hija de Christopher y Corinne. Carrie y Cory DOLLANGANGER, gemelos, hijos de Christopher y Corinne. Olivia FOXWORTH, madre de Corinne. MalcolmFOXWORTH, padre de Corinne. Bart WINSLOW, pretendiente de Corinne. Mickey, un ratoncillo.

PRIMERA PARTE
¿Acaso dice la arcilla a su alfarero: Qué haces?
ISAÍAS,

45-9

PRÓLOGO Es muy propio el atribuir a la esperanza el color amarillo, como el sol que raras veces veíamos. Y al ponerme a copiar del viejo Diario que escribí durante tanto tiempo para estimular la memoria, me viene a lamente un título, como fruto de la inspiración: Abre la ventana y ponte al sol. Y, sin embargo, dudo en asignárselo a mi historia, porque pienso que somos algo más que flores en el ático. Flores de papel. Nacidos con tan vivos colores, ajándonos, cada vez más desvaídos, a lo largo de todos esos días interminables, penosos, sombríos, de pesadilla, cuando nos tenía presos la esperanza, y cautivos lacodicia. Pero nunca pudimos teñir de color amarillo ni siquiera una sola de nuestras flores de papel. Charles Dickens solía empezar con frecuencia sus novelas con el nacimiento del protagonista, y, como era uno de mis escritores favoritos, y también de Chris, yo solía imitar su estilo lo máximo posible, en la medida de mis fuerzas. Pero Dickens fue un genio, nacido para escribir sin dificultad,mientras que yo, cada palabra que escribo, la escribo con lágrimas, con mala sangre, con amarga bilis, bien mezclado todo ello con vergüenza y culpabilidad. Pensaba que hubiese sido mejor no sentir nunca vergüenza o culpabilidad, que esos sentimientos eran pesos que otros debían soportar. Han pasado los años y ahora soy más vieja y más prudente, y estoy mejor dispuesta también a aceptar lo que me depareel futuro. La tempestad de ira que una vez estalló en mi interior ha ido cediendo, de manera que ahora ya puedo escribir, espero, con veracidad y con menos odio y prejuicio de lo que habría sido posible hace unos años. De manera que, como Charles Dickens, en esta obra de «imaginación» me ocultaré a mí misma detrás de un nombre supuesto, y viviré en lugares falsos, y pediré a Dios que los quedeberían haberse sentido fulminados cuando leyeron lo que tengo que decir, apenas se sientan heridos, y, ciertamente, Dios, en su infinita misericordia, hará que algún editor comprensivo imprima mis palabras, haciendo con ellas un libro, y me ayude a contar toda la terrible verdad.

ADIÓS, PAPÁ Cuando era joven, al principio de los años cincuenta, creía que la vida entera iba a ser como un largo...
tracking img