Folklore

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4059 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Folklore y psicoanálisis III: El amorfino, un género en conflicto
Palabra en Pie - WIlman Ordóñez Iturralde y lo montuvio
Wilman Ordóñez Iturralde
Fundación Cultural Retrovador

El corazón me pediste
Del pecho me lo saqué
Para acompañar el tuyo
Sin corazón me quedé
Amorfino de la tradición oral montubia.

Antecedentes modernos del Amorfino
Cristian Mejía cantante de La Grupa deQuito está atormentando los corazones de las quinceañeras quiteñas cantándoles amorfinos que enamorarían hasta a las más estrechas de las juezas que en medio de un juicio ponen cara lagarto sin aún haberse tragado la presa.

Buscando en youtube encontré a Mejía cantándole al “amor cortés” desde el verso oral montubio que en el Medioevo los juglares cantaban a las reinas, princesas, y plebeyasesclavas de las cortes. En bacanales orgiásticos que duraban al estrecho capricho de los reyes.

“Canto este amorfino pa’mi amorcito pa’mi amorcito (…) que mi corazón se muere de sed por tu cariñito”.  Con arreglos musicales post modernos -plácemes de los estructuralistas- Mejía mueve el canto regional montubio que en el periodo romántico fue señorial y no menos hereje.

Ábreme el pecho yregistra/hasta el último rincón/y verás que a ti solita/mi vida/te entregué mi corazón (…) Tres veces partí sandía/tres veces partí melón/tres veces partí mi alma/mi alma/solo por darte mi amor (…) Canto este amorfino pa’ mi amorcito, pa’ mi amorcito, que mi corazón se muere de sed por su cariñito.

Debo confesar que me conmovió. No Cristian por supuesto, si no la melodía, el ritmo, el uso sublime delverso oral montubio que requiere de estos atrevidos compositores y arreglistas para volverse un producto de mercado que permita poner al amorfino en la escena sociocultural de los mass medias.

Hasta ahora no tengo conocimiento de intérpretes como Mejía que pongan al descubierto el amorfino como una elección estética (juvenil) particular de percibir el mundo oral montubio desde la música deescenario encumbrada a través de recursos musicales propios de las culturas urbanas juveniles.

En Santo Domingo de los Tsáchilas los artistas Hermanos Carrión se inician “experimentando” -desde hace una década- con melodías ya estructuradas tal la canción panameña Guararé.   Sin mayores novedades en el uso, ¿o abuso?, del amorfino de doble sentido. Los Hermanos Carrión elaboraron un producto deconsumo masivo enganchado a la cultura de masas que no manifiesta interés en entender lo que escucha si no que, requiere de prácticas simplistas que muevan su sentido y percepción corpórea desenchufada de la lógica y  lo cognitivo.

Otros experimentos (uno de Guayaquil: con el músico Schubert Ganchozo) -a partir del año 2005- no han sido acogidos por la sociedad folk-urbana que desde la tradición -ytransmisión- percibe el amorfino como un género que los acerca a su cultura rural heredada desde la memoria colectiva de sus familiares campesinos que llegaron al puerto.  

Quizá también porque el cantante Ganchozo (con estudios académicos en arqueología) no se planteó que la refuncionalización de un saber antiguo no depende solo de una comprensión artística si no que, también depende, de unanálisis mnemotécnico y hermenéutico de la cultura.

Lo otro tiene que ver con el arte. Empero, el arte también requiere de una lógica cultural. El artista Ganchozo, pudo  plantearse una puesta escénica desde elementos folklóricos desaparecidos en la ruralidad, tanteando una  manera diferente -moderna- de cantar el verso rural. No lo hizo. Lo que Mejía se atreve a hacer sin siquiera conocer lacultura costeña en la diversidad.

No basta con repetir el modelo antiguo del siglo XVIII y XIX (que tuvo sentido en la sociedad Colonial y en la República). No siempre esta práctica da buen resultado. Peor si los vínculos de quien interpreta el amorfino son débiles frente a la cultura de la que extrae el verso.

En Guayaquil, desde los años sesenta, -cuando la estética popular montubia se...
tracking img