Formacion de maestros y pedagogia en francia: una revisión y dos comentarios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 60 (14907 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
FORMACIÓN DE MAESTROS Y PEDAGOGÍA EN FRANCIA: una revisión y dos comentarios

Araceli de Tezanos

En la historia de la educación de los países de América Latina, de una manera u otra, siempre surgen referencias y en muchos casos, simples copias, del aparato educativo francés. Esta presencia es notoria desde el Siglo XIX, fundamentalmente en aquellas sociedades de la región en las cualescircula la figura de Andrés Bello y su pensamiento. Más aún, ha habido, desde siempre, un convencimiento en los grupos políticos e intelectuales latinoamericanos que Francia es el lugar donde hay que mirar en el momento de construir y articular las propuestas para el sistema educativo. Un ejemplo de ello se encuentra en los años 20’s durante la instalación de las Escuelas Normales Superiores en susdiferentes versiones, las que dan origen con posterioridad a las Facultades de Educación.

Es ésta quizás una razón suficiente para revisar, cuidadosamente, la historia de la formación de maestros en Francia y las visiones que se formulan entorno a la pedagogía, a fin de poder establecer una clara distinción entre los discursos que llegaron y aún llegan y las formas que estos asumieron ymanifiestan actualmente en el contexto de origen.

El camino recorrido en la elaboración de este trabajo se centra en la búsqueda de huellas y en la revisión de innumerables textos producidos acerca de la formación de maestros en Francia, desde diferentes perspectivas y posturas filosóficas y políticas. Así como también los programas actuales de la formación docentes en los InstitutosUniversitarios de Formación de Maestros.

Los textos revisados son aquellos que se consideraron los más representativos en cuanto a la cobertura de la temática central de este trabajo así como también a una mirada amplia y abierta, tanto filosófica como política. Por último, durante la lectura de estos trabajos, ensayos y resultados de investigaciones, la comparación, a la luz de los acontecimientos quemarcan la historia de la formación de maestros en algunos países latinoamericanos, emerge naturalmente. Como una forma de evitar interrupciones innecesarias en la lectura, los comentarios comparativos se inscriben en las notas a pie de página.

Dos temáticas articulan la argumentación que se despliega a continuación:
* Una dice relación con la visión que se construye sobre la profesión deenseñar y el espacio de la pedagogía como centro de la disputa política entre liberales y conservadores durante el siglo XIX y XX.
* La otra se centra en la diferencia, marcada por el lugar que ocupa la pedagogía, entre la formación de maestros para los niveles primario y secundario del sistema educativo, considerando, como hipótesis, que dicha distinción es una de las expresiones posibles delos modos que asumen las relaciones de clase en los diferentes estadios de la constitución histórica de una formación social determinada.

1. Las huellas iniciales

La educación en Francia hasta la Revolución Francesa estuvo a cargo de las múltiples congregaciones religiosas existentes en el reino, donde los sacerdotes eran quienes ejercían la docencia, en consecuencia, es coherentela ausencia de una preocupación por la formación de maestros, aunque existen algunas intenciones precursoras como las del cura de Lyon, Charles Démia (1637-1689) quien sostenía “cualquiera sea el cuidado que se tenga al establecer escuelas útiles y necesarias al público, no se logrará nada a menos que se procuren buenos maestros para cumplir con ellas, y nunca se tendrán buenos maestros, si noson formados en los hábitos de esta función”. Sin embargo, la puesta en marcha de su escuela se conformaba con las normas establecidas en el “Libro de la Escuela Parroquial o manera de instruir bien a los niños en las escuelas”, un manual publicado en 1655, por un sacerdote de la diócesis de París, en el cual se considera a la profesión de maestro como “un empleo sin brillo, ni placer ni gusto”,...
tracking img