Formacion de valores y actitudes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2742 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bachillerato

Documento pedagógico

LA EDUCACIÓN DE LA INTELIGENCIA Y LA VOLUNTAD UN RETO AL SISTEMA EDUCATIVO (IV) Autor: Rommy Noboa S. Fuente: La formación de actitudes y valores a través de las Ciencias Naturales en alumnas de segundo curso. Fecha: Octubre 1996 Conexión entre los diferentes tipos de virtudes. ¿Para qué es necesario conocer los tipos de virtudes que se pueden adquirir?¿Cómo y por qué se relacionan entre sí? Seguramente han surgido estas preguntas luego de leer el tercer apartado sobre las virtudes. Para responderlas, se recurrirá a lo afirmado en una de las entregas anteriores: la razón para poner en práctica las virtudes es la consecución del fin último del hombre, que implica la perfección de su naturaleza mediante un proceso armónico. En efecto, este procesoconsiste en la adquisición y práctica de las virtudes morales a través del crecimiento en todas las dimensiones que constituyen al hombre; dimensiones que se influyen recíprocamente y se manifiestan en la complejidad y multiplicidad de los actos humanos. No obstante, hay una unidad de acción que se fundamenta en la unidad de la persona. Hay un ser único, un sujeto de quien proceden todas las acciones.Así, la persona obra como ella quiere (función de la voluntad), puede conocer a dónde se dirige (función de la inteligencia) y procura actuar sin imposición de ningún agente externo (función de la libertad). El ser humano procura desarrollarse y crecer como un ser único. La práctica de las virtudes no puede entenderse como un esfuerzo aislado de ser mejor en uno u otro aspecto. Por ello se afirmaque las virtudes están relacionadas entre sí, se entrelazan y apoyan. Todas ellas derivan de las cuatro virtudes cardinales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza. Analizando su influencia en el actuar humano diremos, por ejemplo, que: si una persona no puede controlar cuánto, cómo y dónde come, (es decir, no es templada al comer) le falta la fortaleza para dominar su cuerpo, tal vez leresulte más difícil ser lo suficientemente prudente para tomar medidas y controlarse y puede llegar incluso a faltar a la justicia. En cambio, cuando una persona es prudente (es decir, ha alcanzado cierto grado de perfección en esa

1

virtud), probablemente le resulte más sencillo ser templada, justa y fuerte en todos los aspectos relacionados con estas virtudes. Si se desarrolla una virtud, lasdemás pueden crecer; y si decrece una virtud, las demás también pueden hacerlo. Esto no sucede cuando se presentan actos aislados, pero sí puede ocurrir cuando los actos se convierten en hábitos, sean éstos buenos –virtudes– o malos –vicios–. El desarrollo de las virtudes está ligado a la madurez humana. La persona capaz de tomar decisiones prudentes, de juzgar rectamente los acontecimientos y detener cierta estabilidad de ánimo, evidencia un buen grado de desarrollo de muchas virtudes. La persona madura considera las cosas con objetividad y realismo, además es capaz de responder en forma libre, responsable y coherente por sus actos. Pero esa coherencia no implica rigidez, pues sabe adaptarse a las circunstancias y a los demás, cediendo cuando sea necesario o exigiendo cuando seapreciso. Es importante también referirse a las virtudes sobrenaturales. Aunque éste no es ni pretende ser un tratado de Teología, al considerar las virtudes humanas, es preciso añadir que la naturaleza fue elevada gratuitamente por Dios a un orden sobrenatural: a participar de los bienes divinos que exceden los límites de la naturaleza. Como consecuencia del pecado original, el hombre no solamente perdiólos dones sobrenaturales –entre ellos las virtudes teologales de la fe, esperanza y caridad–, sino que su naturaleza quedó herida, debilitada para alcanzar los fines que le corresponden. Gracias a la obra redentora de Jesucristo, la vida sobrenatural está nuevamente abierta para el género humano. Junto con la gracia santificante que llega al alma a través del bautismo, Dios infunde en ella...
tracking img