Fotografuck

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1200 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 28 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fotógrafo
El flash iluminó la habitación, fotografiaba el cuarto donde había dormido durante veintiún años.
Mi afición por la fotografía me había llevado a muchos lugares donde pude captar el mundo; detener por una vida el movimiento de aquel niño corriendo tras las palomas de una plazuela mientras su cara mostraba sobresalto; me hacían sentir vivo, las paredes de mi cuarto yacían tapizadascon reproducciones de lugares exóticos que guardaba en un rincón de mi mente: catedrales inmensas, plazuelas de arte antiguo y moderno, los ríos más grandes del mundo ocultaban mi puerta mientras montañas azuladas adornaban las claraboyas.
Me levanté del piso y abrí la ventana, deseaba sentir la brisa y observar la puesta de sol. ¿Hacia a dónde irían los recuerdos pulidos de los fallecidos?“Desearía por una vez en la vida fotografiar el alma que se va mientras su cuerpo agoniza”, pensé mientras retrataba el fenómeno solar.
Mi vida era una fotografía, los colores de los días corriendo tras de mí iluminaban el sentido realista que nos muestra día con día el marco de la juventud perenne en la vida.
Regresé al piso a observar las imágenes que acababa de fotografiar; las nubes tenían forma deinfinitas figuras, el sol a punto de ocultarse deslumbraba la infinitud del cielo reflejando la mortalidad humana.
Capté una vez más mi rostro pálido con ojos color miel para colocarlo en un álbum fotográfico. Desde hacía tres años realizaba esta colección para observar el cambio de la juventud, me aterrorizaba la idea de envejecer, tal vez pudiera descubrir el secreto de Dorian Gray.
Dejé depensar en mi juventud casi ida, salí a la calle con mi cámara lista y fui a caminar.
Mi paseo por las calles demoró más de lo esperado, entré en un café para desayunar; advertí mucha gente, me senté en la barra y ordené un “americano” sin azúcar, el joven que me atendió era algo extraño, su uniforme no lucía muy pulcro, espinillas en el rostro delataban su corta edad; antes que depositara el cafésobre la barra fotografié su cara.
-¿Por qué fue eso?-preguntó el muchacho algo sorprendido.
-No te preocupes chico, es para un mural.

Al parecer el joven no creyó lo que le dije y pronto se alejo intrigado. Me daba igual lo que opinara.
Terminé mi café de unos cuantos tragos mientras un ruido peculiar llamó mi atención: venía del televisor encendido en una esquina del local; lanzaba unsonido irritante, ensordecedor, exhibiendo un noticiero cuyo comentarista sólo hablaba de falacias; así que no le presté atención y continué observando.
En la mesa de un rincón había un par de mujeres bebiendo en taza algún liquido, quizá era te, ambas vestían de negro y lentes oscuros; por un instante su actitud me pareció efímera y burda, pero fue ahí cuando me intrigó su actividad.
Murmurabanentre sí, quizá una discusión entre ellas; imaginé que criticaban a ciertas personas por el simple hecho de recordar su forma de caminar; su vestimenta o su forma de hablar. Ambas sacaron un cigarrillo, lo encendieron y empezaron a fumar.
En la mesa de junto, un anciano intentaba calmar a un niño de unos cinco años, el cual tenía cierto parecido con el viejo, parecía su nieto; el viejo hacia gestospara silenciarlo más parecía que el infante no pensaba detenerse, quería algo especial de comer y no se callaría hasta conseguirlo. Dejé de prestarles atención.
Continúe observando a la gente de la pequeña cafetería: había ambigüedad en ellos; el hombre de la otra orilla sudaba mientras tomaba su cappuccino y espiaba por la ventana esperando la llegada de alguien, tal vez su esposa, un socio denegocios o una amante, nunca lo supe pero me pude percibir su impaciencia.
No tenia mucho tiempo, debía apresurarme si quería llegar a tiempo a mi clase de historia sobre fotografía; llame al adolescente para pagarle mientras guardaba en mi cámara las imágenes de aquellas líricas historias: el rostro del empleado, las mujeres de negro mientras hablaban, las muecas del anciano silenciando al...
tracking img