Fotos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1155 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
KONY Y LOS NIÑOS INVISIBLES
Por: Héctor Abad Faciolince
Hasta hace tres días yo no sabía quién era Kony. Si ahora estoy enterado de sus maldades, le debo el dato a un niño de 13 años que me mandó un documental.
Muchos de ustedes lo habrán visto ya; los que no lo hayan visto, lo pueden ver aquí: http://bit.ly/xWfLJS. El documental es bueno, pero no maravilloso; el fenómeno, en cambio, sí esextraordinario, fascinante.
Tanto el malo Kony como el documental me recordaron dos de mis cuentos favoritos, El flautista de Hamelin de los hermanos Grimm y La cruzada de los niños de Marcel Schwob. En el primero, un mago exterminador de ratas, cuando los ciudadanos de Hamelin no le pagan su trabajo, se venga llevándose a todos los niños del pueblo, que no pueden resistirse al sonido melodioso desu flauta. En el cuento de Schwob los niños cristianos rezan inútilmente a la orilla del mar, para que las aguas del Mediterráneo se abran y ellos puedan ir a rescatar el santo sepulcro.
Kony es un psicópata. En su delirio mesiánico fundó un grupo guerrillero, el Ejército de la Liberación del Señor, que, entre muchas otras atrocidades, se ha dedicado a reclutar niños en el norte de Uganda, aquienes entrena en el arte de matar. Estos niños, debidamente manipulados con palabras melosas, debidamente castigados con mutilaciones y debidamente violados por los miembros adultos de su ejército, han sido obligados, incluso, a matar a sus padres. Todas las fuentes coinciden en pintar a este Kony como una pura encarnación del Mal.
El director de la película, Jason Russell, recién egresado de sucarrera de cine, estuvo en África buscando una historia para filmar. Y la encontró de la mano de un niño que había conseguido escapar de Kony: Jacob. Como en un cuento, Russell le hizo a Jacob la promesa de que haría todo lo posible por lograr que el mundo combatiera a Kony. Para lograrlo creó una fundación, Invisible Children (Niños Invisibles) y ha producido varias películas. Harto de que susesfuerzos tuvieran poco efecto, resolvió jugársela toda a través de este nuevo espacio global impredecible: los ciudadanos del mundo conectados por la red.
Como un nuevo Flautista de Hamelin, su mensaje ha seducido a millones de adolescentes y jóvenes en el mundo. Y son ellos, como los niños de la Cruzada de Schwob, los que nos han puesto a pensar en Kony. El primer objetivo de Russell se ha cumplido:que el mundo entero conozca al hombre que la Corte Penal Internacional considera como el peor criminal que debería ser capturado y juzgado.
Los especialistas y académicos están indignados. Para ellos es imperdonable que una película tipo Hollywood intente simplificar en blanco y negro el bien y el mal. Si bien ninguno dice que Kony sea bueno, todos dicen que la cosa “es más compleja”; que el deRussell y los jóvenes del mundo es puro “activismo de sillón”; que hay problemas más graves en Uganda, etc.
Pero el caso es que estos niños invisibles han vuelto visible a un malo que nadie o casi nadie veía: Kony. Los expertos en los “factores políticos, económicos y sociales que hay que analizar” no han logrado que Kony deje de secuestrar niños. En cambio este “activismo digital” del que seburlan los eruditos ha despertado una ola de indignación y solidaridad. Lo que no sabemos es si estas plegarias modernas van a tener el mismo efecto que los rezos inútiles de los niños de las Cruzadas. Es decir, no sabemos si estos rezos digitales van a lograr el efecto perseguido (capturar a Kony este año) o no.
Russell cree que las redes sociales pueden emprender acciones para mejorar el mundo.Vanidad, protagonismo, negocio, dicen. Pero la intención es buena. Nadie cree que Kony merezca estar libre. Eliminar a un Malo no termina con el Mal, pero sirve para reducir sus efectos nocivos en una población. Si esta iniciativa tiene éxito, lo sabremos a finales del año. Si Kony está preso o muerto antes de diciembre, esta rareza mediática habrá valido la pena. Si no, se desvanecerá en el aire....
tracking img