Francisco abril piedra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (482 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PERSONALIDAD DEL DOCENTE

En el campo tan vasto de las Relaciones Humanas, después de las relaciones del progenitor las que más plenifican a ambas partes ( si se saben llevar atinadamente) es larelación maestro-alumno, porque viene a equivaler a una paternidad espiritual.

Los maestros tienen el poder de influir positiva o negativamente en la vida de un niño o joven. Un niño se convierteen un producto de sus experiencias. Aunque puede decirse que los padres cuentan con la “llave original” de las experiencias educativas de sus hijos, los maestros cuentan con la “llave de repuesto”.Ellos también pueden abrir o cerrar las mentes y los corazones de los niños.

Mientras más pequeño es el alumno más competente debiéramos ser los educadores. A vecxes en alguna reunión social, senos pregunta al saber que somos maestros y nos cohibimos visiblemente al responder: ….pues mmmmm…. Soy maestro de primaria o preescolar. No porque menosprecie a los docentes de preparatoria ycatedráticos de universidad, pero esa respuesta cohibida está fuera de todo contexto. Los mejores maestros debiéramos estar a nivel primaria o preescolar y sentirnos orgullosos de ello.

Los que damos estarespuesta desde aquí empezamos a tambalear y vacilar en nuestra personalidad docente. ¿Cómo vamos a entrar a un salón de clase con esta auto-subestimación mental? De verdad que necesitamos corregiralgunas actitudes que nos están restando capacidad de rendimiento profesional.

Para nuestros alumnos “somos grandes”. Ellos encuentran en “nosotros lo máximo”. ¿Respondemos adecuadamente a estasexpectativas?. Se han dado casos de maestros (as) que se han presentado en el salón de clase en estado inconveniente, sea porque llevan una “copas de más” o van provocativamente vestidas (comomaestras).

Recordemos nuevamente que quienes denigramos básicamente una profesión somos los que la ejercemos. Empezando por nuestra presentación personal nos damos cuenta de la pésima imagen que damos...
tracking img