Francisco i. madero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1655 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El 30 de Octubre de 1873 nació Don Francisco I. Madero en la hacienda del Rosario, en Parras de la Fuente Coahuila, perteneciente a una de las familias hacendadas y empresariales de su época, hecho que le aseguro los mejores estudios, viajes por el mundo y una cultura extensa, situación que no impidió que dedicara su vida a luchar contra la injusticia social y todos los privilegioscon los que lo dotó la vida, los utilizó en la persecución de este objetivo, y quien más tarde se convertiría en el Apóstol de la Democracia.

Don Francisco I. Madero fue un hombre te tuvo el privilegio de señalar a su patria los caminos de su destino. No fue científico, ni general, ni maestro. Fue un hombre bueno, honrado y patriota. Motivo al pueblo por que sentía sus mismas penas.Fundador de la revolución mas importante del siglo pasado, la única revolución hecha por un hombre y un libro. Jamás la palabra fue tan poderosa y tan capaz, como la que sacudió hasta sus centros el edificio que en México había construido durante más de treinta años una dictadura.

En su juventud, Francisco I. Madero estudio durante muchos años fuera de México, primero el Baltimore, EstadosUnidos y luego, en 1896, cuando tenia trece años, su familia lo envió a Francia junto con su hermano Gustavo, donde estudio como alumno de la escuela de Altos Estudios Comerciales de Paris por cinco años, posteriormente sus padres lo enviaron a estudiar agronomía en la universidad de Berkeley, Estados Unidos. Lo que le permitió conocer personas de otros países con distintas costumbres e ideas.

Enmedio de aquellos fructuosos estudios, el joven Madero no desdeñaba los goces propios del a juventud, y antes bien, disfrutaba de ellos con amplitud, ya que su peculio le permitía hacerlo. Era sociable, alegre, jovial, acometedor y generoso.

Cuando Don Francisco I. Madero término sus estudios, regreso a México para dedicarse a la vida de la agricultura, de la industria, y la de losnegocios que era la que lógicamente le correspondía, dada la situación de su familia, por lo que se estableció en una de las fincas de su padre, dedicándose al cultivo de algodón en la comarca lagunera.

En el ejercicio de estas tareas Madero tuvo su primer contacto con “los de abajo”. Conoció de cerca la vida y las necesidades de los campesinos, cobró, gran amor a ellos, lo que se tradujo enesfuerzos positivos por mejorar su situación dentro de las posibilidades de las que el podía disponer. Elevo los salarios de sus trabajadores, les construyo casa higiénicas de habitación, les estableció y sostuvo de su peculio una escuela a cargo de pedagogos titulados, para sus hijos, y suprimió todo “comercio de raya” y antes bien aconsejo y fio a sus trabajadores la manera de obtener losartículos de los que había menester a menores precios y de mejor calidad, todo esto espontáneamente, cuando la legislación para nada se había preocupado en garantizar la mejor existencia de los proletarios del campo. Estudio algo de medicina para poder atender a sus braceros en incidentales enfermedades o accidentes, caso en el que les proporcionaba gratuitamente las medicinas necesarias; cuandoel mal era mayor por su cuenta enviaba al paciente a los hospitales de Saltillo o de Monterrey, para que obtuvieran curación adecuada y completa. Más de una vez llevo en sus propios brazos a los hijitos enfermos de sus trabajadores para internarlos en sanatorios de aquellas ciudades. Esta conducta era bien conocida por toda la región noreste de la República, y mientras unos la comentaban conencomio, no pocos la censuraban alegando que Madero “malacostumbraba” a los trabajadores.

Francisco I. Madero ardía en indignación a la vita de los abusos, atropellos y arbitrariedades de las que el pueblo era objeto por parte de quienes detentaban el poder, y educado en las practicas de la democracia francesa y norteamericana, se propuso realizar una labor de despertamiento en el pueblo...
tracking img