Frankestein educador

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1913 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reseña crítica del texto de Philippe Meirieu (1996): Frankenstein educador. Laertes, Barcelona. Iliana Rodriguez Villoldo La educación no exige “figura de autor”

Philippe Meirieu, prestigioso pedagogo contemporáneo francés, escribió numerosas obras, entre ellas se encuentran: Aprender, sí. Pero, ¿cómo? (2002), La escuela modo de empleo (1997), La opción de educar (2001), El maestro y losderechos del niño (2004), y su último libro Referencias para un mundo sin referencias (2006). Obras de claridad conceptual y atractiva lectura, con las cuales desde el título hasta su fin, el autor se atreve a transitar con personal desenfado lo que sucede en las aulas, en las direcciones de escuela, en los patios, en los organismos de gestión central, y hasta en el mundo; sin olvidarse de expresar,por supuesto, como todo maestro: su propuesta pedagógica.

Según P. Meirieu la pedagogía, que concibe como praxis, “(…) ha de trabajar sin cesar sobre las condiciones de desarrollo de las personas” pero, “al mismo tiempo, ha de limitar su propio poder para dejar que el otro ocupe su puesto” en el mundo actual, que el pedagogo evidencia “caracterizado por la

incertidumbre”. Es este juego deequilibrios y desafíos, el que debe transitar la acción educativa con el sólo objetivo de “hacer” un sujeto libre en el mundo. Así, el autor se presenta crítico, por un lado, de la pedagogía –de otros tiempos- que se “resigna ante el hecho”, relacionándola con una psicología de las dotes, y por el otro, de la pedagogía que postula la dominación del educando, su “fabricación” en manos del docente. Esfrente a esta última pedagogía, “la de Frankenstein”, que P. Meirieu va a desarrollar su trabajo preguntándose respecto de la posibilidad, que tiene el educador, de abandonar toda veleidad de “hacer al otro”, sin caer en la impotencia o en el fatalismo. Dicho de otro modo, va a preguntarse si es posible “ser educador sin ser Frankenstein”.

Frankenstein educador1 se orienta a dar respuesta aeste interrogante. Partiendo desde una situación originaria del sujeto, caracterizada por su enajenación, va a expresar claramente: “nadie se da la vida a si mismo, y nadie puede, tampoco, darse su propia identidad”. Desde allí describe la necesidad de que el niño sea acogido por el mundo, ayudándolo a vivir, a adaptarse a las dificultades del contexto y a construir sus propios saberes. Tal comoexpresa S. Duschatzky, para acceder al mundo, para subjetivarse en tanto modo de existencia, el niño necesitará contar con otras personas, relacionarse con el otro, intervenir, hacer uso de la palabra. Por ello, el hombre no sólo es el único ser susceptible de educación, sino que además, coincidentemente con Philippe Meirieu, solo puede hacerse hombre a través de ella. Este proceso de subjetivación sepresenta así como condición vital del hombre para no diluirse en el mundo. En otros tiempos, el encuentro con el otro se daba naturalmente. Tal como sostiene en el texto Meirieu, “el vínculo transgeneracional”, que transmitía la cultura e incorporaba al otro a la sociedad, estaba garantizado casi “por impregnación”, en la actualidad, la velocidad de la historia lo dificulta, y más aún cuando lacomunicación entre generaciones parece desvanecerse en un mundo globalizado. Por ello sostendrá P. Meirieu, que el simple “intercambio instrumentalizado”, que hoy vincula a las generaciones, hace que quien tenga la oportunidad de educar a alguien, deba poner en ello toda la energía, comunicando “todos sus saberes y los saberes más elaborados, ha de equiparlo cuanto pueda para que cuando debaencararse sólo al mundo, pueda asumir lo mejor posible las opciones personales, profesionales y políticas que tendrá que tomar”. Como Meirieu, Jacotot2 expresa que el buen maestro, al que da el nombre de emancipador, debe “enseñar hasta lo que no sabe”, “dar la posibilidad de aprender hasta lo que no sabe” como maestro, el adulto debe poner a disposición el objeto para que el otro lo signifique,...
tracking img