Fregona

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1349 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
generoso de Emilio Bellvis, reconocimiento que él mismo expresara en distinto lugar y tiempo, la traducción lógica
de una línea a seguir y que marcó su padre Don Camilo, en la inquieta aventura de creación y de trabajo.
Desde estos principios, o sensibilidades, que tal vez sólo sean patrimonio de personas muy escogidas, Emilio Bellvis
Montesano, sumergido en el ambiente inquieto e ilusionantedel trabajo de su padre, entendió desde muy jóven la
fuerza de poseer metas por cumplir, proyectos por realizar, y sobre todo, un futuro por recorrer. De manera que
pronto se vio completamente ganado por el espíritu del trabajo y de la mano de don Camilo, acaso fundador de una
saga inolvidable para Zaragoza, para su tierra, el joven e inquieto Emilio, vivía jornada a jornada todo el complejomundo de la empresa, de la industria. Fue desde el principio un trabajador por convicción y como se decía al
principio, como herencia que se convierte, por simple adherencia diaria, en un lema a cumplir irreversiblemente.
En seguida, al ras de su crecer como persona adulta, Emilio entraba a trabajar con su padre en la fábrica en la que se
producían las famosas Ollas Exprés. En realidad susprimeras inquietudes profesionales aparecieron sobre aquel
magnífico proyecto hecho realidad en sus años de niñez por su padre y por su tío, pero que también fue ocasión para
desarrollar en él, al cabo del tiempo, una especial vocación para emular la intención inventiva, el poder de crear y
pensar en construir siempre el instrumento preciso.
Emilio Bellvis, no obstante su obligada jornada diaria,busca la experiencia y el aprendizaje profesional intentando,
con su poder de observación y sus dotes de trabajo, conocer las múltiples complejidades de un oficio tan
especializado. Al acabar la guerra llega al Ejército del Aire como oficial civil en donde, rápidamente, gracias a sus
conocimientos y a los estudios en los que se empeña, alcanza la categoría de Contramaestre de primera, ydestinado
como encargado de las reparaciones de aviones en la base aérea de Agoncillo, primero, y después en la de
Valenzuela, en Zaragoza, a partir de los años cincuenta.
Sin duda, su estancia en la Maestranza de la aviación, el contacto directo con los innumerables problemas técnicos
que resolver, apoyaron aquella vocación sobrevenida por herencia, y que él, desde su innata inquietud, provocaconstantemente trabajando con intensidad en su casa durante las horas sin servicio. Fueron años de duras jornadas,
en las que, después de su tiempo en la Base, se entregaba al trabajo en la trastienda de su establecimiento de
recambios, para desarrollar el primer friegasuelos de “Rodex”.
Trabaja duro en su condición de contramaestre, y su capacidad y disposición encuentra una excepcional acogida enel seno de la institución donde servía hasta el punto que el Ministerio del Aire, en resolución firmada en 1943, le
otorga la Cruz del Mérito Aeronáutico con distintivo blanco de primera clase, y que supone uno de los primeros
reconocimientos al esfuerzo personal y a la generosa entrega de Emilio Bellvis Montesano a la sociedad de su
entorno y de su época. Emilio solucionó un problema muyimportante en los aviones para que pudiesen volar. En
este sentido, siempre procuró utilizar bien su tiempo, y combinaba su dedicación profesional en el ejército del aire
con su vocación de inventor o de creador, y acaso las dos vocaciones caminaban juntas a la espera de la idea feliz
que, como una predicción, se daría en los años cincuenta cuando presenta al público la obra tal vez más nombrada ensu trayectoria profesional como es “el lavasuelos, antecedente de la fregona”. Como él mismo aseguraba, a pesar de
la trascendencia comercial de su invento “seguía la línea de su padre”, pero su tenacidad se vio compensada en ese
modelo de friegasuelos que durante mucho tiempo había estado diseñando y perfeccionando.
Como quiera que el planteamiento económico era alto para entonces, la...
tracking img