Freud. cinco conferencias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2896 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CINCO CONFERENCIAS SOBRE PSICOANALISIS. (1910)

I

La paciente del doctor Breuer desarrollo en el trayecto de su enfermedad, una serie de perturbaciones corporales y anímicas merecedoras de tomarse con toda seriedad.
Al tomar conocimiento de semejante cuadro patológico, ustedes se inclinaran a suponer que se trata de una afección grave, probablemente cerebral que ofrece pocasposibilidades de reestablecimiento. Si ese cuadro clínico aparece en una joven en quien una indagación objetiva demuestra que sus órganos internos vitales son normales, pero que ha experimentado violentas conmociones del ánimo, afirmaran no estar frente a una afección orgánica del cerebro, sino ante un enigmático estado que desde los tiempos de la medicina griega recibe el nombre de histeria y es capaz desimular toda una serie de graves cuadros. Por eso no disciernen peligro mortal y consideran probable una recuperación de la salud.
En su informe clínico, figuraba que ella contrajo su enfermedad mientras cuidaba a su padre, tiernamente amado, de una grave dolencia que lo llevo a la tumba, y a raíz de sus propios males debió dejar de prestarle esos auxilios.
Hasta aquí nos ha resultadoventajoso avanzar junto a los médicos, pero pronto nos separaremos de ellos.
Poco cambia para el enfermo al discernírsele la histeria, es al medico a quien se le produce una gran variación. Podemos observar que su actitud hacia el histérico difiere por completo de la que adopta frente al enfermo orgánico. No quiere dispensar al primero el mismo grado de interés que al segundo, pues la dolencia esmucho menos seria, aunque parezca reclamar que se la considera igualmente grave. No puede comprender la histeria, los consideran como personas que infringen las leyes de su ciencia, les atribuyen toda la malignidad posible, los acusan de exageración y deliberado engaño, simulación y los castigan quitándoles su interés.
En su observación descubrió el camino que le posibilitaría el primerauxilio terapéutico.
Se había notado que en sus estados de ausencia, de alteración psíquica con confusión, la enferma solía murmurar entre si algunas palabras que parecían provenir de unos nexos en que se ocupase su pensamiento. El medico la ponía en una suerte de hipnosis y en cada ocasión se las repetía a fin de moverlas a que las retomase. De ese modo reproducía ante el medico las creacionespsíquicas que la gobernaban durante las ausencias y se habían traslucido en esas pocas palabras inconexas.
Toda vez que contaba cierto numero de esas fantasías, quedaba como liberada y se veía reconducida a la vida anímica normal. Ese bienestar que duraba varias horas, daba paso al siguiente día a una nueva ausencia, vuelta a cancelar de igual modo mediante la enunciación de las fantasías reciénformadas.
La paciente misma, bautizo a este novedoso tratamiento como “talking cure” o lo definía en broma como “limpieza de chimenea”.
Pronto se descubrió que mediante este tratamiento se conseguía desaparecer los síntomas patológicos cuando en la hipnosis se recordaba, con exteriorización de afectos, la ocasión y el asunto a raíz del cual esos síntomas se habían presentado por primeravez.
Casi todos los síntomas habían nacido como unos restos de vivencias plenas de afecto, a las que por eso hemos llamado después “traumas psíquicos”, y su particularidad se esclarecía por la referencia a la escena traumática que los causó.
La que dejaba como secuela al síntoma no siempre era una vivencia única; la más de las veces habían concurrido a ese efecto repetidos y numerosostraumas, a menudo muchísimos de un mismo tipo.
Toda esta cadena de recuerdos patógenos debía ser reproducida en su secuencia cronológica, y por cierto en sentido inverso: los últimos primeros, y los primeros en último lugar; era de todo punto imposible avanzar hasta el primer trauma, que solía ser el más eficaz, saltando los sobrevenidos después.
El momento catártico: se recuerda en la...
tracking img