Fronteras con lo otro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4249 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
2. Las Fronteras Con Lo Otro; La Ambigüedad Del Silencio

“hay gentes cuyas llaves solo sirven para cerrar, pa’ poner barreras y talanqueras, para impedir el ingreso de los demás a mundos mejores. Observan desde su propia óptica la feroz manera y la peculiar forma de impedir el ingreso de aquellos a quienes ellos no consideran de su condición, al lugar privilegiado que ostentan por el simplehecho de poseer desde siempre las llaves de un éxito logrado en base al sudor y sacrificio de los demás”

“Buenas tardes; mi nombre es Luis Miguel Patiño, soy estudiante de Antropología y estoy realizando una investigación…” fueron mis palabras la primera vez que quise abordar a Mario Alberto, un habitante del barrio San Javier en la comuna 13 de Medellín. Con la intención de realizar unareflexión sobre el otro, o mejor; sobre las formas de acercamiento con aquello que osamos en llamar la otredad y la consecuente metodología de campo a que ello conlleva, iniciaré por contar esta anécdota cuando, por aquel entonces, yo cursaba tercer semestre de Antropología en la universidad de Antioquia y realizaba un ensayo sobre las formas de representación de la otredad en la ciudad, tema que, entretantos, escogí junto con un compañero para una materia cuyo nombre era antropología en Colombia. Era la primera vez que entraba en contacto directo con ese mundo alterno al que dentro de la teoría universitaria denominamos “campo”; la incertidumbre y el nerviosismo eran casi palpables en la expresión de mi rostro atónito, en el cual se hacía evidente el no saber qué hacer.

Mario Alberto estabasentado en un andén junto con otra cantidad de jóvenes que lo escuchaban atentamente cada que hablaba. Recuerdo que lo vi e inmediatamente pensé que sería él con quien realizaría la primera entrevista y, seguramente, mediante él podría llegar a otros jóvenes. Sí, serían los jóvenes con quienes realizaría este trabajo; pensaba ingenuamente.

Esperé un par de horas para poder hablar con él asolas; cuando sus compañeros lo dejaron para ir a hacer sus “vueltas”. Caminé hacia él, lo mire fijo a los ojos y pronuncié aquellas palabras que lograron sellar sus labios y provocar una mirada que aún hoy no sabría describir. Luego, me presentó con alguien que según él podría ayudarme, con las siguientes palabras; “oíste, este gomelo es de la universidad y está haciendo un trabajo de universidad;haber si vos lo ayudas”. Ese alguien solo se burló, y yo quedé bajo la categoría de “gomelo”. En cuanto a mi trabajo solo encontré silencios y evasivas que me conducían a los recortes de prensa que hablaban de la comuna trece. Lo que no supe meditar en aquel momento, era que quizá sus silencios decían más sobre las representaciones de la otredad, de lo que cualquier “informante” habría podidomanifestar. El silencio, en esta oportunidad, podría expresarse como una estrategia de protección frente a lo desconocido, pero más aún, frente a aquello que la experiencia ha dicho que es dañino y que representa aquello que se puede perder o que se pueden robar entrelazando discursos y generando conceptos. Así, se mantenía un silencio, también como una forma de resistencia frente a lo que se consideraque tiene algún nivel de autoridad o poder; frente a lo que no es de allí, lo que es ajeno a una realidad de la que solo es testigo quien la vive. Es como una forma de decir: “que no vengan otros que no son de aquí a contar una historia que no han vivido”.

Ese silencio planteaba fundamentalmente una diferenciación epistemológica, ya que enmarcaba una categorización que definía los límitesentre lo que pertenece y lo que no, a un determinado grupo; esclarecía, de alguna manera, la frontera que hace que algunos individuos seamos inevitablemente “otros” frente a quienes “nosotros” consideramos que son ellos, los “otros”.

Sin darme cuenta, Mario Alberto planteaba un problema antropológico por excelencia, hacía visible la línea divisoria con aquello que se considera distante,...
tracking img