Fundamentacion de la metafisica de las costumbres- kant

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 13 (3155 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 14 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“FUNDAMENTACIÓN DE LA METAFÍSICA DE LAS COSTUMBRES” I. Kant (1785)
El texto es una selección de fragmentos de los dos primeros capítulos de la Fundamentación de la metafísica de las costumbres. Kant distingue entre el ámbito teórico o del “ser”, y el ámbito práctico (moral) o del “deber ser”. Dentro de cada esfera hay una ciencia empírica y otra a priori (independiente de la experiencia). Enel ámbito práctico, la parte empírica describe cómo se comporta el ser humano. A la parte a priori la llama “metafísica de las costumbres”e investiga la posibilidad de una voluntad exclusivamente racional, sin nada que proceda de la experiencia y pretende descubrir el principio supremo de la moral.
CAPÍTULO I (selección)
1.-Conceptos fundamentales de la ética formal
1.1. La buena voluntadPrimera tesis: lo único que se puede calificar, sin ninguna restricción, de moralmente bueno o malo es la voluntad.
Comienza haciendo referencia al concepto ético más importante, el de bondad, pero no encuentra nada de lo que se pueda decir que es absolutamente bueno, excepto la buena voluntad. Así sitúa su reflexión en el marco de una ética de la intención, en la que lo más importante es ladisposición de nuestro querer en el momento de realizar la acción.
Lo moral pertenece exclusivamente a la voluntad, por dos razones:
1.-porque en el “mundo” no hay nada con valor moral, todo lo que sucede en él lo hace necesariamente, es el ámbito de la no libertad; un perro o una panta no son moralmente buenos ni malos, se comportan como lo hacen porque no pueden hacerlo de otro modo.
2.-“fuera delmundo” tampoco hay bondad o maldad. El bien no está en el conocimiento de un ser inteligible como la Idea del Bien de la filosofía platónica o el Dios de la escolástica.
Los “dones de la naturaleza” son las cualidades que cada uno hemos recibido sin que hayamos hecho nada para conseguirlas. Los “dones de la fortuna”, lo que recibimos como consecuencia de lo que nos parecen avatares casuales de lavida. Ninguno de estos dones son, por sí, ni buenos ni malos. S u bondad o maldad dependerá del uso que de ellos haga nuestra voluntad.
Todo intento de determinar el bien de forma absoluta por el contenido está abocado al fracaso. Kant nombra tres clases de bienes: los talentos del espíritu, las cualidades del temperamento y los dones de la fortuna. Los talentos del espíritu pueden usarse bien omal. Los rasgos del temperamento pueden utilizarse en la consecución de un fin bueno o malo. Y lo mismo se puede decir de los dones de la fortuna, o sea, de las posesiones externas, como el poder o la riqueza, las posesiones internas, como la salud o la honra, o incluso del estado de ánimo al que llamamos felicidad. Las posesiones externas no son ninguna garantía de moralidad, porque puedenconseguirse de forma inmoral. Tampoco la salud, la honra o la felicidad, que pueden usarse para fines perversos. La posesión de todos esos valores puede ser algo bueno, su bondad está en la voluntad con que sepamos utilizar, dirigir y administrar las habilidades, destrezas y medios.
El fin universal al que Kant pide acomodar el principio de nuestra acción, es la ley moral universal, válida e igual paratodos los seres humanos y su fundamento está en el carácter universal de la razón. La buena voluntad para ser buena no depende del éxito de sus resultados, ni de sus consecuencias. Es buena en ella y por ella misma. Kant deja claro que cuando la voluntad está determinada por una inclinación (interés, propósito, utilidad o deseo), ya no está actuando como buena voluntad. Si actuando guiados porla buena voluntad, el resultado de nuestra acción fuera negativo, nuestro comportamiento seguiría conservando, a pesar de ello, toda su bondad moral. La moralidad o falta de moralidad no dependen de la utilidad o inutilidad de la acción. Esto no quiere decir que la buena voluntad se reduzca a un mero deseo. Esa voluntad no sería una buena voluntad sino una voluntad inane, falta de esfuerzo....
tracking img