Fundamento de ajedrez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 170 (42434 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
FUNDAMENTOS DEL AJEDREZ
Por José Raúl Capablanca (1888-1942) Escrito originalmente en inglés con el título de "CHESS FUNDAMENTALS" Tratado de los principios básicos del juego-ciencia, expuestos con notable precisión y claridad, y desarrollados y aplicados en una serie de partidas comentadas por el propio campeón. Traducción directa de ENRIQUE P. FALCON

JOSE RAUL CAPABLANCA

José RaúlCapablanca, que nació en La Habana el 18 de noviembre de 1888, fue un extraordinario caso de ajedrecista precoz. A los cuatro años de edad, después que su padre, oficial del ejército, concluyó una partida de ajedrez que estaba jugando con un amigo, el pequeño Capablanca insistió en mostrarle a su progenitor que una jugada antes había movido mal un caballo, desde una casilla blanca a otra del mismocolor. Comprobado esto, el padre le preguntó al niño cómo sabía el movimiento de las piezas, a lo que el pequeño contestó que viéndolos jugar en sus tertulias diarias, y agregó que podía ganarle una partida. Entre risueño y curioso, el padre jugó con José Raúl y... perdió. El gran maestro español de aquella época, Celso Golmayo, tomó gran interés por el niño y jugó muchas veces con él, confesandoque no podía darle la ventaja de un caballo. El progreso de José Raúl fue rapidísimo, y a los doce años les ganaba a los más fuertes jugadores de Cuba, obteniendo el campeonato del principal club de La Habana al vencer al fuerte ajedrecista cubano Juan Corzo por 4 a 2 y 6 tablas. Sus estudios lo alejan por un tiempo del ajedrez y luego se traslada a los Estados Unidos de Norteamérica, para seguiren la Universidad de Columbia la carrera de ingeniería. Representando a dicha Universidad, juega varias veces al ajedrez y tiene ocasión de medirse con el entonces fuerte maestro Delmar, a quien vence en tres partidas consecutivas con la ventaja de un peón y salida

otorgada por Capablanca. Tal hazaña provoca gran revuelo en los centros de ajedrez, y ello le hace comprender a Capablanca que suvocación está precisamente en la práctica del juego-arte, por lo que abandona los estudios de ingeniería. Poco tiempo después, a los 21 años, o sea en 1909, obtiene el primer triunfo de resonancia mundial. Juega un "match" con Frank J. Marshall, uno de los más fuertes maestros de la época, campeón norteamericano y ganador de varios torneos internacionales, y ante el asombro del mundoajedrecístico lo vence por el extraordinario "score" de 8 partidas ganadas, 1 perdida y 14 tablas. Su fama se extiende rápidamente. Por entonces realiza dos giras por los Estados Unidos: en la primera de ellas juega 734 partidas, de las cuales gana 703, pierde 12 y hace tablas 19; en la segunda juega 740 y gana 726. Un hecho curioso se produce con motivo del gran torneo internacional de San Sebastián, en1911. Van a competir los más grandes maestros de la época, y el nombre del joven Capablanca sale a relucir en las conversaciones previas a la organización. Son muchos los que están bien impresionados y apoyan su inclusión en la lista de participantes, pero otros estiman que el cubano todavía no ha hecho méritos suficientes para jugar un torneo con los más grandes maestros. El gran ajedrecistaBernstein es uno de los que con más calor se oponen a la participación del joven, pero finalmente es aceptada su inscripción. Y Capablanca arrasa, por así decirlo, con todos los veteranos del tablero. Pierde una sola partida con él

maestro polaco Akiba Rubinstein, gana el primer premio de brillantez, precisamente al doctor Bernstein, y ocupa el primer puesto del torneo, consagrándosedefinitivamente como un ajedrecista excepcional. A partir de ese momento se suceden los éxitos, y Capablanca se transforma incuestionablemente en él único candidato para disputarle al gran Emanuel Lasker el título de campeón mundial. Después de muchos obstáculos opuestos por el poseedor del título para la realización del "match", éste se efectúa en la ciudad de La Habana en 1921. Fue el más extraordinario...
tracking img