Fundamentos libertad de expresión

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6799 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS FUNDAMENTOS DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN
(Algunas notas)

Pedro Anguita Ramírez
Domingo Lovera Parmo

Introducción

Se suele decir, con razón, que la libertad de expresión goza de una sobreprotección. Que enfrentada a otros derechos y libertades, ésta posee preeminencia y una mayor jerarquía en el contexto de una sociedad democrática. Que cualquier sistema de regulacionespreventivas de la libertad de expresión, como sostuvo la Corte Suprema de los Estados Unidos en 1971, posee “una fuerte presunción en contra de su validez constitucional.”[1] Y, finalmente—pero sin agotar lo que de ella se ha dicho—que constituye la piedra angular sobre la cual se edifica la institucionalidad democrática.[2]

¿Cuál es la razón de dotar a dicha libertad de tanto resguardo? ¿Porqué darle preeminencia y una mayor ponderación en frente de otros derechos y libertades, igualmente relevantes? (i.e. el derecho a la honra y el derecho a la vida privada). Lo que intentaremos en el trabajo que sigue es dar respuesta a dichas preguntas, siguiendo de cerca las teorías sobre la libertad de expresión que han sido planteadas por la cultura jurídica occidental, con especial énfasis enlos Estados Unidos.[3]

Hay varias razones que nos alientan a mirar a los Estados Unidos—y a las teorías que en ese país han ganado adhesión, particularmente. Primero, creemos sin duda alguna que se trata del país que más ha reflexionado sobre las discusiones que plantea una defensa vigorosa de la libertad de expresión. Y ello no se debe a que la interpretación sobre la libertad de palabrao de prensa garantizada en la 1ª Enmienda de la Constitución estadounidense sea la correcta o la mejor; sino simplemente se debe a que su experiencia es extraordinariamente rica en los conflictos que ha debido enfrentar[4]—algunos de los cuales esperamos abordar acá. Pero no solo la proliferación de casos judiciales justifica una mirada a los Estados Unidos, sino la riqueza teórica que se haacuñado alrededor de esos mismos casos, fenómeno que se ha producido al amparo de una escueta consagración constitucional. Barendt, así, ha sugerido que la necesidad de contar con teorías en materia de libertad de expresión en el país del norte, de una parte, así como su surgimiento de las mismas, de otra, se deberían justamente a la brevedad con la que normativamente se encuentra garantizada lalibertad de prensa—en la Primera enmienda a la Constitución estadounidense.[5]

“El Congreso no dictará ninguna ley con respecto al establecimiento de la religión o la prohibición de su libre ejercicio; ni que limite la libertad de expresión o de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y pedirle al gobierno la reparación de sus agravios.”

De este modo, y en opiniónde dicho autor, “tanto más detallado es el texto, tanto menos resulta necesario recurrir a teorías abstractas –morales o políticas-, sobre la libertad de palabra.”[6] Quizás ello explica el hecho de que en Chile carezcamos de teorías sobre la libertad de expresión.[7] La extensa consagración normativa con que la Constitución chilena asegura a todas las personas la libertad de expresión—podríasugerirse siguiendo a Barendt—oprime a la dogmática nacional hacia el silencio. Sin embargo, creemos que esa no es la razón. Demás está decir—y para ello basta solo con leer el precepto constitucional—que la vaguedad y ambigüedad de los enunciados constitucionales[8] exigen un elaboración dogmática con la que no contamos. Es precisamente porque no contamos con esa elaboración dogmática que, una y otravez, reiteramos los errores del pasado que nos han costado, en democracia, sentencias condenatorias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Y porque no contamos con una dogmática vigorosa en materia de libertad de expresión, es que tenemos buenas razones para desconfiar de los niveles de seguridad jurídica que, la práctica judicial chilena, nos entrega.[9]

En las líneas que...
tracking img