Gabriel garcia marquez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2002 palabras )
  • Descarga(s) : 14
  • Publicado : 24 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
GABRIEL GARCIA MARQUEZ

MEMORIAS DE MIS PUTAS TRISTES
LECTURA Y REDACCION

CUADRO SINOPTICO
GABRIEL GARCIA MARQUEZ --NIÑA DELGADINA-------------------Anciano de noventa años, se enamora de una niña de 14 años. Era bella, limpia y bien criada, trabajaba el día entero pegando botones. La dueña de una casa clandestina. Parecía una niña vieja

PRINCIPALES
ROSA CABARCAS---------------------MADRE Y PADRE----------------------

PERSONAJES
DAMIANA ------------------------------

Su padre compró la casa en un remate, su madre la mujer más hermosa y de mejor talento que hubo nunca en la ciudad Acudía una vez por semana para lo que haya que hacer, aun como estaba, corta de vista y de cacumen. Atracción satánica que ejercía sobre el anciano en sus años mozos Ejemplar de angoraSECUNDARIOS

XIMENA ORITZ------------------------

EL GATO --------------------------------

FONDO:
El día de mis noventa años, me dolían los huesos desde la madrugada, me ardía el culo, y había truenos de tormenta después de tres meses de sequía El tema de la nota de aquel día, cómo no, eran mis noventa años. Nunca he pensado en la edad como en una gotera en el techo que le indica a uno lacantidad de vida que le va quedando, cuándo tomé conciencia de ser viejo y creo que fue muy poco antes de aquel día. Mi edad sexual no me preocupó nunca No hay un anciano que olvide dónde escondió su tesoro Desde que obtuve mi grado de bachiller con diploma de excelencia empecé a dictar clases de castellano y latín en tres colegios públicos al mismo tiempo. Fui un mal maestro, sin formación, sinvocación ni piedad alguna por esos pobres niños que iban a la escuela como el modo más fácil de escapar a la tiranía de sus padres. Lo único que pude hacer por ellos fue mantenerlos bajo el terror de mi regla de madera para que al menos se llevaran de mí el poema favorito: Estos, Fabio, ay dolor, que ves ahora, campos de soledad, mustio collado, fueron un tiempo Itálica famosa Nunca tuve grandesamigos, y los pocos que llegaron cerca están en Nueva York. Es decir: muertos, pues es donde supongo que se van las almas en pena para no digerir la verdad de su vida pasada.

Mis únicos viajes fueron cuatro a los Juegos Florales de Cartagena de Indias, antes de mis treinta años, y una mala noche en lancha de motor, invitado por Sacramento Montiel a la inauguración de un burdel suyo en SantaMarta. En cuanto a mi vida doméstica, soy de poco comer y de gustos fáciles. Las putas no me dejaron tiempo para ser casado. La edad no es la que uno tiene sino la que uno siente. Desde entonces la tuve en la memoria con tal nitidez que hacía de ella lo que quería. Quedé al borde de la ruina pero bien compensado por el milagro de estar vivo a mi edad, y yo navegaba en el amor de Delgadina con unaintensidad y una dicha que nunca conocí en mi vida anterior. Gracias a ella me enfrenté por vez primera con mi ser natural mientras transcurrían mis noventa años. Traté de releer los clásicos que me orientaron en la adolescencia, y no pude con ellos. -Ay mi sabio triste, está bien que estés viejo, pero no pendejo -dijo Rosa Cabarcas muerta de risa-. Esa pobre criatura está lela de amor por ti. FORMA:
Vivo en una casa colonial en la acera de sol del parque de San Nicolás, donde he pasado todos los días de mi vida sin mujer ni fortuna, donde vivieron y murieron mis padres, y donde me he propuesto morir solo. El ámbito de la casa es amplio y luminoso, con arcos de estuco y pisos ajedrezados de mosaicos florentinos, y cuatro puertas vidrieras sobre un balcón corrido donde mi madre se sentabaen las noches de marzo a cantar arias de amor con sus primas italianas. Desde allí se ve el parque de San Nicolás con la catedral y la estatua de Cristóbal Colón, y más allá las bodegas del muelle fluvial y el vasto horizonte del río grande de la Magdalena a veinte leguas de su estuario. Lo único ingrato de la casa es que el sol va cambiando de ventanas en el transcurso del día, y hay que...
tracking img