Gabriel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2256 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
GABRIEL C.G.

Autor: Juan Door Remotti

La noticia en las páginas policiales, era clara y no admitía dudas:

“COMBI ASESINA EMBISTE PARADERO: MUEREN 5 PERSONAS Y TRES QUEDAN HERIDAS
Los fallecidos fueron identificadas como: Anastasio C. (32), Celinda G. (31)…etc, etc, etc…”

Anastasio y Celinda, papá y mamá de Gabriel C.G. y de tres niñitos más, sus hermanitos Pepito, Marita y Miguel,arrojados de golpe a la orfandad por obra y gracia de un desgraciado…acontecimiento.

Claro que el tío Manuel los recogió en su casa, en el distrito de P. (una casita de tres habitaciones donde vivían 7 personas antes de la llegada de los C.G.). A Gabriel no le gustaba el tío Manuel, siempre tan serio y tan estricto (claro, al tío Manuel le habían caído de golpe cuatro grandes motivos más comopara andar con la hiel revuelta). Sin embargo Gabriel no supo que hacer al otro día que enterraron a Celinda y Anastasio…caray, claro que sabía prender el fuego en el primus (no era su primera vez) y preparar sopa para sus hermanos, pero ¡¡la soledad!! ¡¡Cómo lo aplastaba!!…aún no dimensionaba bien la tragedia pero… ¿y sus hermanos?… ¿qué sería de ellos? ¿Y de él?

Afortunadamente (¿?) al otrodía llegó el tío Manuel y los llevó con él, cerró bien la puerta de la casita de los C.G. (¿Qué pasará con nuestra casa tío? El silencio como respuesta) y partieron hacia el futuro incierto.

Gabriel y Pepito ya no fueron al colegio (quedaba muy lejos, Gabriel no sabía cuanto), Marita y Miguel aún no iban a estudiar pero comían y querían jugar en un espacio limitado donde no todo era permitido(mejor dicho, casi nada)…¡¡¡Marita!!!, ¡¡¡Miguel!!! ¡¡¡No agarrren eso!!!…¡¡¡No hagan bulla!!!…¡¡¡Muchachos de m…!!! Y así por el estilo…

Pasaron tres meses y Gabriel estaba medio molesto: su tía “La Loca” (así la nombraban él y sus hermanos en sus fraternales conciliábulos) no dejaba hacer nada, gritaba (aparte que cocinaba horrible), el tío Manuel había cogido a Gabriel para que lo ayude en elnegocio de venta de frutas en el Mercado Mayorista (“ya estás grande y tienes que trabajar para la comida y la ropa de tus hermanos…después vendrá Pepe…claro pues, gratis no van a vivir ¿no?”)…pero el tío Manuel era un gran fresco y dejaba a Gabriel que cargara las cajas, que corriera a cambiar “sencillo” para el vuelto, que hiciera la limpieza mientras él se dedicaba al trabajo suave y a coquetearcon cuanta mujer se acercara al puesto.

Gabriel ya había concebido ideas de fuga que, claro, no había compartido con sus hermanos ¡ni hablar del asunto! Pero ¿adonde ir después? Lo único que se le ocurría era regresar a su casa en Q. Pero ¡si no tenía ni para el pasaje!

Pero todo tiene su límite y este llegó una noche en que el tío Manuel llegó borracho (para variar, la costumbre de todoslos sábados) justo, ¡que mala suerte!, cuando Marita lloraba y la tía le dedicaba, desde el otro cuarto, todo su repertorio, así que la cosa se desencadenó rápido: “Oye Manuel, así no podemos vivir pues…esa muchacha de m…llora y llora y friega y friega y no sabe hacer otra cosa más que tragar” y el tío Manuel estalló con un “¡¡¡Cállate carajo!!!, ¿qué cosa se habrán creído, que porque son hijos demi hermano van a venir a joder en mi casa? Y lógico, Marita ante el tremendo grito y la figura imponente del tío Manuel (vista desde sus aproximadamente 90 cm. de altura) lloró más fuerte y “La Loca” gritó también y la cosa terminó con el manazo que el tío le metió a Marita (los tragos, pues, los tragos), Gabriel que salta en defensa de su hermana y también llevó lo suyo.

Ahí se acabótodo…Gabriel estaba convencido que no podían permanecer más en aquella casa, el ambiente se había puesto muy tenso y ya ni sus primos cómplices eran los mismos. Ya había perfeccionado un plan para irse, se había averiguado cómo llegar al centro de la ciudad (Av. Abancay, Mercado Central, Plaza de Armas), dónde comprar caramelos al por mayor (se lo indicaron algunos maestros de su edad que encontró en...
tracking img