Galeano patas arriba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 337 (84238 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Eduardo Galeano

Patas arriba

La escuela del mundo al revés

ISBN: 84-323-0974-5
Depósito Legal: M. 39.951-1998

Índice

Gratitudes 6
¡Vayan pasando, señoras y señores! 7
Programa de estudios 8
Mensaje a los padres 9
Si Alicia volviera 10
La escuela del mundo al revés 11
Educando con el ejemplo 12
Los alumnos 14
Cursobásico de injusticia 21
Curso básico de racismo y de machismo 32
Cátedras del miedo 54
La enseñanza del miedo 55
La industria del miedo 69
Clases de corte y confección: cómo elaborar enemigos a medida 76
Seminario de ética 88
Trabajos prácticos: cómo triunfar en la vida y ganar amigos 89
Lecciones contra los vicios inútiles 105
Clasesmagistrales de impunidad 116
Modelos para estudiar 117
La impunidad de los cazadores de gente 124
La impunidad de los exterminadores del planeta 132
La impunidad del sagrado motor 141
Pedagogía de la soledad 151
Lecciones de la sociedad de consumo 152
Curso intensivo de incomunicación 165
La contraescuela 183
Traición y promesa del fin del milenio184
El derecho al delirio 198
Índice de nombres 201

Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana.

Al fin del milenio, el mundo al revés está a la vista: es el mundo tal cuales, con la izquierda a la derecha, el ombligo en la espalda y la cabeza en los pies.

Eduardo Galeano nació en Montevideo, Uruguay, en 1940. En su ciudad natal fue jefe de redacción del semanario Marcha y director del diario Época. En Buenos Aires, Argentina, fundó y dirigió la revista Crisis. Estuvo exiliado en Argentina y España, desde 1973; a principios de 1985, regresó al Uruguay. Desdeentonces, reside en Montevideo. Es autor de varios libros, traducidos a más de veinte lenguas, y de una profusa obra periodística. Ha recibido el premio Casa de las Américas, en 1975 y 1978, y el premio Aloa, de los editores daneses, en 1993. La trilogía Memoria del fuego fue premiada por el Ministerio de Cultura de Uruguay y recibió el American Book Award Washington University, USA en 1989.Para Helena, este libro que le debía.

Gratitudes

Patas arriba tiene muchos cómplices. Es un placer denunciarlos.

José Guadalupe Posada, el gran artista mexicano muerto en 1913, es el único inocente. Los grabados que acompañan este libro, esta crónica, fueron publicados sin que el artista se enterara.

En cambio, otras personas colaboraron sabiendo lo que hacían, y lo hicieroncon entusiasmo digno de mejor causa.

El autor empieza por confesar que no hubiera podido cometer estas páginas sin la ayuda de Helena Villagra, Karl Hóbener, Jorge Marchini y su ratoncito electrónico.

Leyendo y comentando la primera tentativa criminal, también participaron de la maldad Walter Achugar, Carlos Alvarez Insúa, Nilo Batista, Roberto Bergalli, David Cámpora, Antonio Doñate,Gonzalo Fernández, Mark Fried, Juan Gelman, Susana Iglesias, Carlos Machado, Mariana Mactas, Luis Niño, Raquel Villagra y Daniel Weinberg.

Alguna parte de culpa, quien más, quien menos, tienen Rafael Balbi, José Barrientos, Mauricio Beltrán, Susan Bergholz, Rosa del Olmo, Milton de Ritis, Claudio Durán, Juan Gasparini, Claudio Hughes, Pier Paolo Marchentti, Stella Maris Martínez, Dora MirónCampos, Norberto Pérez, Rubén Prieto, Pilar Royo, Ángel Ruocco, Hilary Sandison, Pedro Scaron, Horacio Tubio, Pinio Ungerfeld, Alejandro Valle Baeza, Jorge Ventocilla, Guillermo Waskman, Gaby Weber, Winfried Wolf y Jean Ziegler.

Y en gran medida es también responsable santa Rita, la patrona de los imposibles.

En Montevideo, a mediados de 1998.

¡Vayan pasando, señoras y señores!...
tracking img