Gatos con moraleja en la literatura argentina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1189 palabras )
  • Descarga(s) : 29
  • Publicado : 14 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
GATOS CON MORALEJA EN LA LITERATURA ARGENTINA
Juan Carlos Dido
Universidad Nacional de La Matanza

El gato no es personaje de presencia muy abundante en la fabulística. Probablemente, el más famoso de la especie sea el de La Fontaine, aunque el felino no intervenga directamente. En el apólogo, los ratones que participan del congreso que debe adoptar una medida protectora contra su cruelenemigo, deciden poner un cascabel para que su sonido anuncie su amenazante proximidad. El decreto es magnífico, pero ¿quién le pone el cascabel al gato? No obstante su escasez, la raza gatuna registra su actuación en la obra de unos cuantos autores argentinos.

Domingo de Azcuénaga, considerado el primer fabulista de la Argentina, no lo tuvo en cuenta para ninguna de las siete fábulas quepublicó en El telégrafo mercantil, entre agosto de 1801 y enero de 1802 . En cambio, ya aparece en uno de los once apólogos escritos por Juan Cruz Varela, recordado por otras obras, no por sus once fábulas, que se mantuvieron inéditas hasta que las exhumaron los esposos Serrano Redonet, en 1978 . La fábula se titula El gato y los ratones y describe las virtudes de un gato vegetariano que encontró unarata muerta; acercó su cuerpo a la puerta de la ratonera, exhortando a los ratones:

Salgan, queridos míos; enterrada
Dejemos a esta hermana que privada
De honores funerales aquí encuentro.

Les ayudaré a darle sepultura,
La caridad lo manda, ningún daño
Deben temer de mí, pues todo el año
Me mantengo tan solo de verdura.

Engañados, los ratones se confiaron ysalieron para participar de los funerales, circunstancia que aprovechó el gato para darse un atracón. Concluye Varela:

No sólo entre los gatos, en la gente
Hay muchos que aparentan caridad,
Paciencia, amor al prójimo, humildad,
Para hacer la maldad más fácilmente.

Por la misma época que Varela, escribió sus fábulas Felipe Senillosa. Igual que aquel, no se publicaron en vida delautor, se mantuvieron inéditas más tiempo. En 1993, Beatriz Curia publicó la edición crítica, que contiene veintiuna fábulas, más otra que le atribuye sin certeza . La número diecisiete lleva título muy parecido al de Varela, con la única diferencia del número de roedores, que en este caso es singular: El gato y el ratón. Este gato, encerrado en una despensa, mientras devoraba los alimentos que se leofrecían sin resistencia, cazó a un ratón que descubrió en el lugar y se disponía a engullirlo, acusándolo de ladrón. Rogó entonces el roedor:

Suélteme usted por piedad,
El ratón le repetía,
Si hurtaba lo que comía
Era por necesidad.

Y enseguida lo acusó¨:

Mas, señor, por sí juzgando,
Si por eso me castiga,
Su merced, pido, me diga
¿Estaba acaso rezando?¡Ah! Ya veo que le irrito
y muero sin remisión,
sólo porque soy ratón,
pero no por el delito.
Y remata Senillosa:
Aquel que tuvo el poder
Nunca atendió reflexiones,
Guiando siempre sus acciones
Un despótico querer.

En 1981, Antonio Serrano Redonet dio a conocer las Fábulas forenses de Miguel Esteves Saguí, escritas a mediados del siglo XIX . Son cincuenta y seisapólogos, todos sobre tema judicial, especialidad del autor. El gato aparece como protagonista de una sola: El mono y el gato. Vivían juntos y estaban hambrientos, aunque el mono, más hábil, conseguía algunas frutas que al gato no le apetecían. Descubren que en la cocina, sin que nadie vigile, se está friendo un tentador pescado que el gato no se atreve a capturar por temor a quemarse con el aceite. Elmono, entonces, le propone asociarse: él lo sostendrá para que el gato pueda sacar el alimento de la sartén. Advierte en el final al fabulista forense:

Así sucede a veces
Que tan cómplice es uno como es otro,
O que ambos son autores del delito
Sin poder distinguirlos bien los jueces.

Por la misma época, mitad del siglo XIX, aparecen, primero en Francia y luego en Chile,...
tracking img