Gayb

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1093 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Periquillo Sarniento.
Acostado en una cama, entre médicos y enfermedades, el esperaba con resignación el día en que tuvieran que cerrarle los ojos, el decía a sus hijos que les iba a dejar escritos de su vida, para que supieran cuidarse de peligros. Pidió que no se escandalicen con las locuras de su juventud y que también iba a contárselas sin ocultar nada.
El nació en México, capital deNueva España, por los años de 1771 a 1773, sus padres no eran ricos pero tampoco pobres. Lo bautizaron y le pusieron el nombre de Pedro y el apellido Sarmiento.
Su madre era bonita y su padre al amaba mucho.
Su padre era un hombre sensato y se oponía a las simplezas de su esposa, así que él no permitió que lo cubrieran de amuletos para protegerlo de males y de otros peligros imaginarios.
Cuandollego el día en que Pedro fuera a la escuela, su madre hizo pucheros y él un montón de berrinches, pero eso no hizo cambiar la opinión de su padre y aunque a Pedro no le gustara ir a la escuela, el tubo que ir
Su maestro era buena gente, pero no sabía dar clases. En esos días Pedro vestía de saquito verde y pantalón amarillo. Esos colores hicieron que su maestro le dijera Pedrillo, pero de ahí susamigos le apodaron periquillo, una vez que le dio sarna, jugando con su apellido le completaron el apodo y quedo como El Periquillo Sarniento.
Después de que un Clérigo no quizo inscribir a su sobrino en la escuela por falta de conocimientos del maestro, decidió cerrar la escuela. El padre de periquillo tuvo que buscar un nuevo maestro. Cinco días después lo llevo a su escuela, su nuevo maestroera alto, seco, medio canoso y muy bilioso, raro era el día que no lo azotara.
¡Que no hizo su madre para convencer a su padre para cambiarlo de escuela! Pero él se mostro inflexible. Hasta que un día el fue a su casa y conto tales cosas que su padre termino por convencerse y decidió ponerlo en otra escuela.
Su nueva escuela era muy amplia y limpia, llena de luz y bien ventilada. Dos añosestuvo ahí el más o menos aprendió a escribir, leer y contar.
Luego de terminar sus estudios en esa escuela, sus padres lo dejaron descansar unos días.
Llego el día en que lo pusieron a estudiar y fue con Don Manuel Enríquez, lo dejo con la cabeza llena de reglitas, adivinanzas, refranes y juegos de palabras en latín.
Después de tres años termino sus estudios con ese maestro. Dos o tres díasdespués, sus padres decidieron mandarlo a una hacienda con un amigo suyo.
Llego a la hacienda. El estaba muy ufano, platicando con una porción de niñas.
Durante la comida se hablo de muchas cosas que periquillo no entendía, después de que alzaron los manteles una señora pregunto que si habían visto la cometa y dijo que era una señal de que pasa algo malo. Después de unos días la señora hizo poner elcoche para que llevaran a periquillo a su casa, cuando llego a su casa fue muy bien recibido.
Su padre quizo hablar a solas con él para decirle que la mejor carrera seria ser clérigo como él. Periquillo mejor quizo estudiar teología.
Su amigo Pelayo le dijo que era un perdedero de tiempo y que le arrancara todo el dinero que pudiera a su padre para llevarlo a varias casas de señoritas finas y quelo iba a enseñar a jugar billar, tresillo y albures. Un año más tarde aprendió todas esas cosas.
Su padre un día pregunto que cuando eran sus exámenes. Él le contesto que el maestro no le había dicho nada, que periquillo se lo preguntaría. Pero su padre quizo ir a preguntarle. Así lo hizo y el maestro le dijo que él no iba, y que no le ponía muchas ganas.
Al medio día siguiente, le dijo delantede su madre: Señor Pedrito, ya está todo en orden. De aquí en ocho días tomaran el habito.
Se fue acostumbrando poco a poco a los trabajos de fraile, con la esperanza de que en seis meses el fingiría una enfermedad para irse de allí.
Llego Januario a avisarle que su padre se hallaba gravemente enfermo.
Cinco días después fue a verlo Don Martin y previniendo el ánimo con los consuelos que le...
tracking img