Gendareme

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2022 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Gendarme Necesario

En todos los países y en todos los tiempos se ha comprobado que por encima de cuantos mecanismos institucionales se hallan establecidos, existe siempre como una necesidad fatal el “Gendarme” electivo o hereditario de ojo avizor, de mano dura, que por las vías de hecho inspira el temor y que por temor mantiene la paz. Es evidente que en casi todas las naciones deHispanoamérica, condenadas por causas complejas a una vida turbulenta, el Caudillo ha constituido la única fuerza de conservación social, los jefes no se eligen, sino se imponen. Es el carácter típico del estado guerrero, en que la preservación de la vida social contra las agresiones incesantes exige la subordinación obligatoria a un jefe.
Con respecto a la Historia de Venezuela después de asegurada laindependencia, la preservación social no podía encomendarse a las leyes sino a los caudillos prestigiosos y más temibles.
Páez, Bermúdez y Monagas fueron los gendarmes capaces de contener por la fuerza de su brazo y el impulso de su autoridad personal en las montoneras semibárbaras, dispuestas a cada instante y con cualquier pretexto, a repetir las invasiones y los crímenes horrendos que destruyeronen 1814, según la elocuente frase de Bolívar “tres siglos de cultura, de ilustración y de industria”
Los historiadores que se contentan con las fuentes oficiales, prescinden del estudio pormenorizado de aquellos años, en que la mayor parte de la población de Venezuela vivía en los montes como las tribus aborígenes: en que los llaneros realistas retirados de Carabobo en número de cuatro mil yunidos a los patriotas que habían sido licenciados, andaban en carabanas robando y asesinando como en sus mejores tiempos; y los oficiales patriotas envalentonados con sus laureles, se creían dueños y señores de vidas y haciendas, al punto que Arismendi – por ejemplo- llegó a convertirse en un azote de las poblaciones del llano y hubieron al fin de cazarle como a un tigre, las sublevaciones de gentede color se sucedían a diario en todo el país; y en Cumaná, Barcelona, Guayana y Barinas; y aún en las cercanías de Caracas se repetía el grito pavoroso de 1814 ¡Viva el rey! ¡Mueran los blancos!
¿Cuál era el papel que en un medio social semejante, podían representar la Constitución y las leyes del Rosario de Cúcuta y las leyes sancionadas por el congreso?
Las sublevaciones no se conteníansino con los fusilamientos en masa, Páez, Bermúdez, Monagas, Urdaneta, tenían que cumplir el deber supremo de amparar, con su autoridad, el renaciente orden social, contra aquellos que asolaban los campos, saqueaban e inundaban las poblaciones, vejaban a las autoridades, y asesinaban a los blancos.
Cuando se examina la situación de Venezuela después de la guerra; cuando se ve que la gran riquezaacumulada, sobre todo en los últimos setenta años de la Colonia, había desaparecido; que la clase elevada, los poseedores de la ilustración, de la cultura y de la riqueza habían sucumbido o emigrado, y que el pueblo, la masa de los esclavos, de gente de color y de indígenas, se hallaban en plena evolución regresiva por 14 años de aquella guerra asoladora, es fácil explicarse la supremacía, elencumbramiento de los más valientes y de los más temidos “entregado a sí mismo, retrógrado, súbitamente al estado natural, el rebaño humano - dice Taire- no sabría más que agitarse, pelear hasta que la fuerza bruta llegara al fin a dominar como los tiempos bárbaros, y el fragor de la lucha surgiera un caudillo militar, el cual, generalmente, es un verdugo.
Páez no lo fue nunca, y es esa la faz másnoble y sorprendente de su descollante figura.
Otras causas contribuían a mantener aquel estado de anarquía espontánea.
La miseria llegó a ser espantosa. Bolívar que todo lo poetizaba decía a Sucre desde Caracas el 10 de Febrero de 1827: “Es verdad que hemos ahogado en su nacimiento la guerra civil; mas la miseria nos espanta, pues no puede usted imaginarse la pobreza que aflige a éste país....
tracking img