Genero dramáticco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (775 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Loco y la Triste

El lugar donde transcurre la acción, es la pieza principal de una casucha de población callampa recientemente erradicada. (...) en realidad se trata de una especie de cajón alque le faltara un costado; es una verdadera ratonera, sórdida, agrietada. Los “muebles”, una desvencijada cómoda, un antiguo velador, un jergón, así como los demás objetos que la atiborran, tablas,fierros, tarros, cajas de cartón, etc., yacen despatarrados, como si una bomba o un vendaval lo hubiese descuajaringado todo.
En medio de la devastación se ven los bultos informes de dos personas, unaen el jergón y la otra tirada en el suelo sobre un montón de tiras. (...)

Huinca— (Mirándola atentamente). Pucha que soy fea, ho; parece que andaban con la caña mala los viejos cuando tehicieron... Y pa más recacha te falla la catimba.

Eva— Fea, pero no podría como voh.

Huinca— Transcúrrete, junta un billete luego pa que salvís la dignidá después; porque si no te vai a tener quearrastrar por el suelo pa que te tiren un pan por las babas. No seai gilucha, Pata: ya te quea re poco hilo en la carretilla, no’stís desper...

Eva— (Quitándole violentamente el espejo). ¡Ya te dije queno me dijerai Pata! (Afirma el espejo en cualquier parte y sigue acicalándose).

Huinca—¿Y cómo querí que te diga entonces? ¿Querías que te diga “Señorita Pata e Cumbia” (Reflexivo). Pucha lacuestión pa rara: tamos casao y no sé cómo te llamai... ¿Casaos? (Tenso). ¿Te casaste conmigo?

Eva— Chis, ¿tai más gil?

Huinca— ¿Firme? Pucha, si me hubierai hecho algo así, ahí si que te sacaba lacresta. Toa la vía e vivío libre, nunca he tenío amarras con nadie. ¡No me pueeen haber fregao a última hora: no me pueen haber hecho eso!

Eva— Si no ho, cómo vai a creer esa cuestión.

Huinca— Micompadre andaba hace tiempo con la lesera de que m’iba a morir y que no había tenío nunca casa, hijos y toas esas macanas. Decía que tenía que vivir como la gente, aunque juera un par de días. ¡Pucha...
tracking img