genesis del pensamiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 123 (30510 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de abril de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
Génesis del Pensamiento

Tito Ureta

Preámbulo

Algunos de ustedes seguramente recordarán la magnífica novela de Umberto Eco El Nombre de la Rosa. La narración comienza cuando Guillermo de Baskerville describe con detalle no solo dónde se encuentra el caballo preferido del abad sino también su alzada, cola, cascos, cabeza, oreja y ojos, e incluso su nombre, Brunello. Adso no logra entendercomo su maestro pudo describir con tanta precisión un caballo que jamás había visto y, después de un rato, le dice:

“...cuando leísteis las huellas en la nieve y en las ramas aún no conocíais a Brunello. En cierto modo, esas huellas nos hablaban de todos los caballos, o al menos de todos los caballos de aquella especie. ¿No deberíamos decir, entonces, que el libro de la Naturaleza nos hablasolo por esencias...?

No exactamente, querido Adso ... Sin duda, aquel tipo de impronta me hablaba, si quieres, del caballo como verbus mentis, y me hubiese hablado de él en cualquier sitio donde la encontrara. Pero la impronta en aquel lugar y en aquel momento del día me decía que al menos uno de todos los caballos posibles había pasado por allí. De modo que me encontraba a mitad de camino entrela aprehensión del concepto de caballo y el conocimiento de un caballo individual ... Podría decir que en aquel momento estaba preso entre la singularidad de la huella y mi ignorancia, que adoptaba la forma bastante diáfana de una idea universal ... Así hace una hora yo estaba dispuesto a pensar en todos los caballos, pero no por la vastedad de mi intelecto, sino por la estrechez de mi intuición... Y el hambre de mi intelecto solo pudo saciarse cuando vi al caballo individual que los monjes llevaban por el freno. Solo entonces supe realmente que mi razonamiento previo me había llevado cerca de la verdad. De modo que las ideas, que antes había utilizado para imaginar a un caballo que aún no había visto, eran puros signos, como eran signos de la idea de caballo las huellas sobre la nieve:cuando no poseemos las cosas, usamos signos y signos de signos.”


Animales angelicales

Algunas veces me he referido a la extraña dualidad del ser humano. Por una parte somos claramente animales que, al igual que los animales, respiramos, comemos, defecamos, orinamos e intentamos reproducirnos con sin igual valor y energía. Pero al mismo tiempo somos vastamente diferentes porque poseemosalgunas características que parecen exclusivamente nuestras y a las que suelo llamar las conductas angelicales del humano. Efectivamente tenemos conciencia, lenguaje, sentido de futuro, inventamos mitos para explicarnos el misterio del sentido de nuestra existencia. En una palabra, tenemos pensamiento.

Las características animales del vivir humano pueden explicarse mediante la Teoría de laEvolución que da cuenta con gran detalle del cómo el humano emerge del hervidero de antropoides africanos hace unos pocos miles de años. ¿Podríamos decir lo mismo de los caracteres angelicales? Hasta donde sabemos no hay antecedentes en los mamíferos de lenguaje, de la inevitabilidad de la muerte, ni conocemos mitologías que no sean humanas. El pensar aparece como una discontinuidad evolutiva. Peroquizás magnificamos inadvertidamente esas cualidades angelicales y las suponemos de tal magnitud que nos define como grupo zoológico vastamente diferente a todos los otros. Cuando Descartes decía “pienso, luego soy” expresaba en términos memorables nuestro afán por diferenciarnos de animales que, después de todo, solo comen, defecan y orinan. Pero el equivalente Descartes de las gacelas podría decircon igual gracia: “corro, luego soy” y el equivalente tigre: “ataco, luego soy”.

Sea como fuere, el pensar se nos aparece como intrínsecamente humano y la tarea es indagar acerca de su origen. Sin embargo, al hablar de pensamiento nos referimos a varias actividades que ocurren al mismo tiempo y que adoptan la apariencia de una globalidad que quizás no es real y que solo confunde el problema....
tracking img