Genoma humano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (822 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Compartir esta noticia
|
Agosto 22 de 2010
Crónicas urbanas
Myriam Ruth Fajardo Pinzón
Un viejo médico se encontraba en un hospital de guerra en medio de miles de heridos y muertos, el ambienteera tan frío y oscuro, lleno de gotas de sangre que se propagaban como caudalosas cataratas atiborradas de dolor  y ansiedad; las sirenas iban y venían y los carros llegaban con hombres corpulentos,diestros en el arte de la guerra, entre ellos disertaban los duros combates que habían tenido que resistir, el médico había tenido que estar presente en más de una batalla, se limitaba a escuchar enmedio de suturas y de gritos desgarradores de mutilados, de gemidos que se ahogaban en aquel viejo lugar.
En ese mismo distrito había llegado una joven estudiante de los últimos años de medicina; erauna chica bastante laboriosa y concentrada en su trabajo llena de ilusiones y esperanzas en su vida, ante sus ojos tenía miles de casos que resolver y en ocasiones, sentía el dolor de los pacientes,jóvenes soldados que tras enfrentar duros combates veían como sus sueños se diluían en esquirlas de granadas, morteros y pólvora de la absurdas peleas que se inventan quienes sustentan el poder y quejamás tendrán que pisar los sucios campos minados.
Un día después de atender a un joven muchacho que había perdido su pierna, observó cómo tras una crisis nerviosa, profiriendo toda clase de insultos,maldiciones y atropellos en contra de Dios, de la vida, el recluta tras conversar con el  médico y tomar en su mano un frasco lleno de un polvo de colores extraño distribuido en diferentes tonos loguardó en su bolsillo y trató de esbozar una ligera sonrisa; el muchacho había quedado muy mal herido, de modo que su permanencia en el hospital de guerra debería ser a lo sumo de cuatro  o seis  semanas.Las hojas del calendario lentamente se desprendían y la chica veía cómo todos los días el muchacho tomaba fuerte entre sus manos el frasquito y día a día vertía al suelo un poco del polvo que en...
tracking img