Ghddae

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (413 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Habia una vez un señor muy alto, que tenia los pies tan grandes, que con un solo paso avanzaba como si hubiera dado tres.

El señor estaba orgulloso de sus pies, porque gracias a ellos podria hacerlo que mas le gustaba: viajar.

Asi, recorria con gusto los caminos. Su unica propiedad era una bolsa donde guardaba un recuerdo de cada lugar que visitaba.

Un día se encontró a un pastor;luego de platicar un rato, éste le presumió:

—Fíjate que allá en mi tierra, viven unos peces que vuelan; y tú ¿de dónde eres?

El señor se quedo callado. No recordaba de donde era, por esorespondio:

—No se. Hace tanto tiempo que viajo, que ya se me olvido.

—Si quieres te llevo con alguien que te puede ayudar —dijo el pastor.

Entonces fueron a ver a un gran sabio que vivia en unacueva.

Alli, el sabio dijo:

—Busca unas piedras que tienen huellas de pies como los tuyos; aunque escuches ruidos extraños, no temas, alla conoceras tu origen.

A partir de ese dia, el señor caminomas rapido aun, pues deseaba encontrar las piedras. Fue al mar, a los cerros y al bosque, pero las piedras no aparec�an.

Luego, tropezo con una señora muy malora y le pregunto por las piedras.—Si me das tu bolsa, te digo donde estan —respondio la m

Muy triste porque iba a perder sus recuerdos, el señor le dio la bolsa.

La mujer le dijo que caminara en direccion al sol.

As� lo hizo,pero su viaje era cada vez mas largo. Ya le dolian los pies y miraba sin interes lo que habia a su alrededor.

Una tarde oscurecio temprano y el señor no pudo continuar su viaje. De pronto, oye unasvoces en el viento. Asustado, puso una mano sobre su hombro y se durmio.

En su sueño, vio dos gigantes parecidos a al, aunque mas altos y con pies enormes.

—Ha terminado tu busqueda —le dijouno de ellos.

El otro gigante continuo:

—Un dia, a nuestro pueblo lo destruyo el egoismo. Tu eres el legitimo gigante, ahora que lo sabes, sigue tu viaje y haz el bien.

En eso, el señor...
tracking img