Gigantes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (432 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El personaje principal, Charles Kenton (Hugh Jackman) es un boxeador retirado que se dedica a entrenar robots para este nuevo deporte. Sin embargo, parece que las cosas no le van del todo bien, ymenos aun cuando pierde a su último robot en un combate contra un toro en una feria de Kansas (lo que sin duda sería calificado por grupos protectores de animales como una bestialidad). Para mala suertede Charlie recibe información de que su ex-novia ha fallecido; y por consecuencia, la custodia del hijo que tuvieron, Max, está en juego. Como no le interesa quedarse con el chico, llega a un acuerdocon Marvin, esposo de Debra (hermana de su ex-novia): les cederá la custodia del chico a cambio de $100,000 USD. Recibirá $50,000 USD como adelanto, y el resto cuando regresen de un viaje que planeanhacer a Italia, siempre que Charlie acepte encargarse de chico durante su viaje.

Con los $50,000 USD que le han sido entregados por adelantado, Charlie paga su nueva adquisición, un robot conocidocon el nombre de Noisy Boy, que Max reconoce de inmediato. El chico parece haber heredado la misma pasión por el boxeo que su padre, y pronto comienza a auxiliarlo en esta historia que vivirán juntosy que los unirá nuevamente, hasta hacernos testigos de un desenlace emocionante.

Gigante de Acero es una película que habla sobre los inquebrantables lazos de sangre, sobre la perseverancia y laaceptación de la frustración como un proceso de aprendizaje. Nos permite reflexionar, a la vez que disfrutamos de una buena producción con excelentes actores. Por supuesto que Hugh Jackman fue la cartafuerte, pero Dakota Goyo, el niño que personifica a Max Kenton, nos demuestra que es una gran promesa para el cine de este siglo. No me extrañaría verlo en futuras producciones de Steven Spilberg,Peter Jackson o Tim Burton.

En el plano visual, Gigantes de Acero tiene el suficiente eye candy para engolosinarnos. Las peleas entre robots me recuerdan la niñez, cuando enfrentábamos nuestros...
tracking img