Gilberto owen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1728 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Víctor Abraham Trujillo Solís
Poesía mexicana del siglo XX
Tres ensayos

I. En torno a “Desvelo” de Gilberto Owen

En los poemas iniciales de Gilberto Owen, integrados en el libro de Primeros versos, el poeta había seguido una estética muy cercana al modernismo. Encontramos un afán preciosista, cuidadoso en la forma y de versificación regular. Estos poemas son nítidos, de una armoníaclara, supeditados a una forma rigurosa. En un su libro posterior, Desvelo, por el contrario, nos encontramos con una estética muy distinta. El poema principal, del que toma el nombre el libro, es un poema largo, dividido en dieciséis poemas menores, todos en verso libre, la rima consonante usada en el primer libro se abandona completamente y ahora se apela a un ritmo mucho más conversacional que norenuncia a la armonía sonora. Las imágenes son ahora de difícil acceso, fragmentadas. Las frases se vuelven más coloquiales sin menosprecio de su explosión poética
Como obra moderna, el poema “Desvelo” es polisémico, cada elemento simboliza muchos que se corresponden y que permiten diversas lecturas. Al igual que “Simbad el varado”, poema cumbre de Owen, este poema se divide a partir unalínea temporal: en el caso de aquel, los veintiocho días de febrero, en éste, el curso de una noche que el yo lírico pasa sin poder dormir preocupado por un problema que es tres al mismo tiempo: la búsqueda de la divinidad o espiritualidad del alma, la búsqueda del ser de la poesía, y el desamor causado por una mujer muerta o distante. El poema muestra una fuerte influencia de Juan Ramón Jiménez ylas discusiones en torno a la poesía pura tan de moda en aquellos días.
El primer poema, “Pureza” empieza con el lamento y la pregunta, para iniciar la noche que se pasará en vela:

¿Nada de amor -¡de nada!- para mí?
Yo buscaba la frase con relieve, la palabra,
hecha carne de alma, luz tangible

Ya para entonces seme había vuelto
el dialogo monólogo.
y el río, Amor-el río: espejo que anda-,
llevaba mi mirada al mar sin mí.[1]

Esta “frase con relieve” o “luz tangible” que el poeta anhela desesperadamente es al mismo tiempo el amor de una mujer, la divinidad que se busca infructuosamente y el ser o la esencia de la poesía, misterio que es uno mismo yque agobia al poeta. Por un lado el río y el espejo serán imágenes que se corresponden, por el otro, la mirada, la luz y el alma son también elementos correspondientes en torno a los cuales girará el poema. El río será al mismo tiempo la noche que corre y la vida que corre, y también el espejo que refleja la mirada (luz, esencia), y que al mismo tiempo la conduce al mar. El poema establece unacorrelación entre elementos esenciales puros: la luz, el alma, la mirada, la poesía. De este modo la mirada es la luz escondida y distante por las noches, pero también es el amor distante y la espiritualidad a la cual el poeta no accede. En el poema aparece un tú, presumiblemente la amada aparentemente muerta o inexistente, cuya alma será relacionada también con la luz, que a su vez está contenida enel fruto.
El río también será el fluir del pensamiento, y la angustia, que también se representara con un tren que corre y cuyas vías paralelas no se encuentran nunca, no logran acceder a ese punto de convergencia, el alma, o ese misterio impronunciable.
En el poema dos, “Canción”, se nos delimita el curso de la noche a seguir:

De la última estrella
a la primera
fuepara oler las rosas […]
de la primera estrella
a ti –mujer, idea-,
hasta cuándo la última.[2]

Esta estrella última nos dirá al final, en el poema catorce es “Venus matutina”, que marca el final y el inicio de la jornada nocturna que el poeta pasa sin dormir. “La noche que me espía / por el ojo de la cerradura del sueño/ gotea estrellas de ruidos inconexos”[3]...
tracking img