Girasoles ciegos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1898 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
REFLEXIONES SOBRE LOS GIRASOLES CIEGOS:
Los girasoles ciegos está compuesto por cuatro historias -cuatro derrotas las llama el autor- que transcurren en el período más duro de la posguerra (entre 1939 y 1942) y que, siendo totalmente independientes, están entrelazadas entre sí. Los personajes se entrecruzan en los cuentos dos a dos, lo cual da cierta continuidad al libro. El final del capitánAlegría (primer relato) lo descubriremos en el tercero, ya que comparte cárcel con Juan Senra, el soldado republicano que va rascando días a la vida, por haber conocido a Miguel Eymar, hijo del coronel encargado de decidir si es mandado al paredón o no. Mientras pueda seguir, imaginativa y éticamente, inventándose historias sobre Miguelito para el coronel y su esposa, Juan seguirá vivo. Por otrolado, el segundo y el cuarto tienen a Elena cono hilo conductor. Elena, amada de un poeta de 17 años, muere en la huida tras dar a luz en el segundo cuento, y en el cuarto y último (que da título al libro) conocemos que es hija de un intelectual republicano, escondido en un armario hasta poder huir con su esposa y su hijo.
Los relatos sorprenden pues por su originalidad. Hay rojos, fachas,curas, secretos, prisioneros, hay huidas y represalias... es decir, situaciones típicas hablando de una posguerra, pero sin tópicos del malo malísimo y el bueno buenísimo dependiendo del bando. El lenguaje utilizado cambia de un relato a otro: Alegría se abandona a lo que le va sucediendo, no alza la voz para justificarse: Se asume muerto en breve. En el segundo cuento, el poeta es en realidad unproyecto de poeta. A sus 17 años, está en pleno proceso de madurez literaria y vital, y leyendo sus letras a lápiz, vemos los escritos de un adolescente. Atropellados, cargados de dramatismo, con juegos de palabras repetitivos y párrafos embrollosos. El cura del cuarto cuento habla con sentencias aprendidas, con directrices. Las mismas que hacen más grande aún su lucha entre deseo y fe. Hombre oreligioso, placer o deber. Si se sale de lo aprendido, sus esquemas se derrumban.
Méndez intercala pasajes escritos por los propios protagonistas, con narrador en tercera persona o documentos oficiales asépticos, lo que proporciona gran ligereza a los cuentos. Tenemos así entre manos un libro entretenido, a pesar de la crudeza de muchas de las situaciones narradas.
La perspectiva personal delautor, militante de Partido Comunista hasta 1982, se deja sentir en la selección y enfoque de las historias y protagonistas. Todas tienen en común un tema, la motivación para la supervivencia personal después de las vivencias horrendas de una guerra civil, la muerte en todos los casos, justifica el título de “derrota”, ninguno logra encontrar los medios o los resortes necesarios para seguirviviendo. Creo que por ahí podemos enfocar el comentario crítico.
- El primer relato, 1939 o Si el corazón pensara dejaría de latir, tiene como protagonista al capitán Carlos Alegría, oficial del ejército nacional, quien se rinde a los republicanos cuando las tropas golpistas están entrando en Madrid (como en Crónica de una muerte anunciada, la novela de García Márquez, el narrador nos anticipa el finaldel personaje que «eligió su muerte a ciegas». El relato mostrará cómo llegó a ello). El capitán Alegría decide entregarse como “derrotado” la víspera de la victoria. No es un militar, de hecho carece de espíritu militar y sus dotes de organización lo hacen medrar en un puesto de intendencia que desarrolla con todas sus habilidades. Hemos de pensar que elige el bando libremente, pero susvivencias lo llevan a no aceptar ser vencedor tras sus experiencias en la guerra. Cabe plantearse algunas interrogantes que nos ayudarán a desarrollar un buen comentario crítico: ¿el fin justifica los medios?, ¿puede uno sentirse vencedor -el bando no importa- con la muerte de tanto ser humano?, ¿tiene la guerra alguna justificación posible o no?
Desde la perspectiva de un militar, los hechos...
tracking img