Globalización y esperanza

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (483 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En los años cincuenta y sesenta, el hambre en el mundo era una cuestión principalmente asiática. Muchos economistas veteranos recuerdan que eran los intocables indios, las masas de agricultores enIndochina y los millones de pobres que se hacinaban en China los que lideraban los tristes rankings de subdesarrollo, mortalidad y miseria. En muchos casos, esta situación, venida de muy atrás, parecíaque se enraizaba en causas que sería muy difícil de eliminar.
Sin embargo, poco a poco, esta situación fue evolucionando. Las economías asiáticas consiguieron integrarse en el comercio internacional.Sus gobiernos abandonaron políticas contraproducentes y adoptaron algunas de las reglas básicas del capitalismo: seguridad para las inversiones, pocas barreras al comercio, respeto a la propiedadprivada, etc.
Así, a comienzos de los años ochenta, comenzó uno de los procesos más sorprendentes de la historia de la humanidad: millones de personas comenzaron a salir cada día de la pobreza, amejorar su bienestar y su calidad de vida. Sigue habiendo demasiada miseria en estos países, pero la desesperanza ha dado lugar al optimismo. La década del 2000 al 2010 será recordada como la del gran saltoadelante para las economías emergentes: China, India o Brasil, que junto a Rusia forman los llamados BRICs.
África: ¿la gran olvidada?
Ante este panorama, África aparece como la gran olvidada de laglobalización. La riqueza mundial se mueve por todo el globo, pero el continente negro parece mantenerse al margen de este proceso. Los famosos acuden por doquier a solicitar ayuda para proyectos enpaíses africanos y aseguran que cada día hay más pobres y que la brecha con los más ricos se agranda.
Sin embargo, este discurso obvia una realidad: África está creciendo mucho más deprisa de lo quese creía. Es más, el continente está en una situación de partida mucho más favorable a la que podía disfrutar China hace 30 años. Las incertidumbres siguen siendo muchas y el camino no será fácil,...
tracking img