Por Nicholas Carr
Durante los últimos años he tenido la incómoda sensación de que alguien (o algo) ha estado cacharreando con mi cerebro, rehaciendo la cartografía de mis circuitos neuronales, reprogramando mi memoria. No es que ya no pueda pensar (por lo menos hasta donde me doy cuenta), pero algo está cambiando. Ya no pienso como antes. Lo siento de manera muy acentuada cuando leo. Sumirme en un libro o un artículo largo solía ser una cosa fácil. La mera narrativa o los giros de los acontecimientos cautivaban mi mente y pasaba horas paseando por largos pasajes de prosa. Sin embargo, eso ya no me ocurre. Resulta que ahora, por el contrario, mi concentración se pierde tras leer apenas dos o tres páginas. Me pongo inquieto, pierdo el hilo, comienzo a buscar otra cosa que hacer. Es como si tuviera que forzar mi mente divagadora a volver sobre el texto. En pocas palabras, la lectura profunda, que solía ser fácil, se ha vuelto una lucha.
Y creo saber qué es lo que estáocurriendo. En los últimos años he estado pasando mucho tiempo en línea, haciendo búsquedas y navegando, incluso, algunas veces, agregando material a las enormes bases de datos de internet. Para mí, como para muchos otros, la red se está convirtiendo en un medio universal, en el canal a través del cual me llega la mayor parte de la información visual y auditiva que se asienta en mi mente. Las ventajas de un acceso tan instantáneo a esa increíble y rica reserva de información son muchísimas, y ya han sido debidamente descritas y aplaudidas. “Tener una memoria artificial perfecta”, señaló Clive Thompson en la revista en línea Wired, “puede llegar a ser de gran utilidad en el proceso del pensamiento”. Pero tal ayuda tiene su precio. Como subrayó en la década del 60 el teórico de los medios de comunicación Marshall McLuhan, los medios no son meros canales pasivos por donde fluye información. Cierto, se encargan de suministrar los insumos del pensamiento, pero también configuran el proceso [continua]

Leer Ensayo Completo

Cite este ensayo

APA

(2011, 06). Glogle. BuenasTareas.com. Recuperado 06, 2011, de http://www.buenastareas.com/ensayos/Glogle/2333006.html

MLA

"Glogle" BuenasTareas.com. 06 2011. 2011. 06 2011 <http://www.buenastareas.com/ensayos/Glogle/2333006.html>.

MLA 7

"Glogle." BuenasTareas.com. BuenasTareas.com, 06 2011. Web. 06 2011. <http://www.buenastareas.com/ensayos/Glogle/2333006.html>.

CHICAGO

"Glogle." BuenasTareas.com. 06, 2011. consultado el 06, 2011. http://www.buenastareas.com/ensayos/Glogle/2333006.html.