Gluckman visto por berruecos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 54 (13277 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ckman Redalyc
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal

Berruecos, Luis A. H. Max Gluckman, las teorías antropológicas sobre el conflicto y la escuela de Manchester El Cotidiano, Vol. 24, Núm. 153, enero-febrero, 2009, pp. 97-113 Universidad Autónoma Metropolitana - Azcapotzalco Distrito Federal, México
Disponible en:http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=32515314

El Cotidiano ISSN (Versión impresa): 0186-1840 info@elcotidianoenlinea.com.mx Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco México

¿Cómo citar?

Número completo

Más información del artículo

Página de la revista

www.redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto. H. Max Gluckman, las teorías antropológicas sobre el conflicto y la escuela de Manchester*
Luis A. Berruecos**
“A science is any discipline in which the fool of this generation can go beyond the point reached by the genius of the last generation” (La ciencia es una disciplina en la que el tonto de hoy puede sobrepasar el punto alcanzado por el genio de la generación precedente) Max GluckmanMax Gluckman es uno de los autores clásicos de las ciencias sociales que, partiendo de la antropología en la que se formó, ha logrado influenciar no solamente a la teoría sociológica contemporánea, sino que también, como veremos en este trabajo, otros campos importantes del conocimiento.

A
*

fortunadamente siempre han existido científicos y autores, controvertidos o no, que a lo largo delcamino dejan huella en la construcción de

Trabajo presentado en el Seminario Interno “Conflicto, Negociación y Mediación” del Área Sociedad y Territorialidad, Departamento de Relaciones Sociales, División de Ciencias Sociales y Humanidades, Unidad Xochimilco, Universidad Autónoma Metropolitana, Ciudad de México, 20 de julio de 2007. ** Antropólogo social e historiador. Profesor/Investigador Decanoy Titular de Tiempo Completo del Departamento de Relaciones Sociales de la Unidad Xochimilco, Universidad Autónoma Metropolitana (UAM-X) y Profesor de Asignatura en la Maestría en Administración con Formación en Sistemas de Salud, División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Contaduría y Administración, Universidad Nacional Autónoma de México. y .

la teoría social. Al respecto y en otrapublicación1, al hablar de Cláude LéviStrauss, señalábamos que “se sabe de los autores clásicos, en primera instancia, porque de ellos se nos habla en clases cuando nos formamos como científicos sociales, lo cual constituye un primer acercamiento, encuentro o un primer momento de visita. Posteriormente, si tenemos el privilegio, como me ha tocado con el citado antropólogo, se les escucha de vivavoz plantear sus argumentos, sus teorías,
Luis Berruecos Villalobos, “Revisitando a Lévi-Strauss: su influencia en la teoría socialógica contemporánea” en Rogelio Martínez Flores et al. (coords,), Teorías sociológicas contemporáneas. México: Departamento de Relaciones Sociales, UAM-Xochimilco, 1996, pp. 57-75.
1

leyes y modelos. En tercera instancia, porque uno trata de reproducir comoprofesor universitario sus enseñanzas; y en cuarto, porque a través de los estímulos visual y auditivo, de nuevo, puede uno volver a vivir sus ideas y postulados. Así, de esta manera, nuestros sentidos del oído, la vista y el lenguaje, nos permiten revivir las ideas de un científico y transmitirlas a otras generaciones como ahora hacemos, y con ello, perpetuamos sus ideas y su pensamiento. Por tanto,habiéndolo ‘visitado’ varias veces a través de esas vías visual y auditiva, de nuevo lo ‘revisitamos’ a través del bello don de la palabra, para familiarizarlo con quienes no saben de él y remembrar sus enseñanzas a los que ya lo conocen y lo han leído o escuchado”. Asimismo,
El

Cotidiano 153

97

nos preguntábamos con Lévi-Strauss y ahora con Gluckman, el porqué haber escogido a ese...
tracking img