Golste

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 43 (10704 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción

1

CAPÍTULO I INTRODUCCIÓN 1.1.- Los inicios de la Neuropsicología El fenómeno de la afasia es una alteración tan antigua como el origen mismo del lenguaje. Aunque el documento escrito más antiguo data del año 3500 a.C., el Edwin Smith Papyrus ya nos relata la importancia de los trastornos del lenguaje para la medicina de aquellos tiempos (Benton, 2000). Otro de los documentosque nos aporta información sobre cómo se entendían los cuadros clínicos afásicos en la época antigua es el Corpus Hippocraticum (400 a. C.). Este documento recoge el conocimiento de los médicos en referencia a las manifestaciones clínicas de trastornos afásicos de aquel momento, pero ya con unas ideas algo más consolidadas, proporcionando información sobre casos de pérdida de la capacidad dellenguaje tras una lesión del cerebro, a lo que denomina afonos. Vemos pues, como ya se empezaba a relacionar una sintomatología manifiesta con una lesión en una estructura anatómica como es el cerebro, y más concretamente con una lesión en el hemisferio izquierdo. A pesar de estas evidencias, no existen datos que nos puedan asegurar que utilizaran el término afonos siempre con el mismo significado. Secree que posiblemente le otorgaran varios significados: afasia, anartria, afonía, etc. (Benton, 2000). Llega la Edad Media, y con ella un periodo de oscurantismo y de persecución intelectual. La iglesia rechaza todo tipo de teorías y postulados que propusieran como base de nuestras capacidades psíquicas y mentales una estructura material como era el cerebro y no un centro espiritual. Muchoseruditos del momento se ven obligados a irse a otros países, abandonar sus investigaciones o bien aceptar los postulados eclesiásticos sobre las alteraciones a cambio de que la inquisición los ignorase. Todo el vacío tremendo que se produjo durante la Edad Media en cuanto a la afasiología, se vio suplido con la llegada del Renacimiento. Se consolida más la idea de proponer un origen cerebral a la afasiacon autores como Nicolo Massa (?-

2

Estudio del componente léxico y morfosintáctico en pacientes afásicos bilingües

1596) y Francisco Arceo (1543-1573), observando casos de afasia posteriores a un daño cerebral. Además se propone ya una clara distinción entre las alteraciones del habla producidas por déficit amnésico y las producidas por parálisis del órgano de la lengua (Benton, 2000).El primer estudio importante que analiza afasia y que se considera la piedra angular en las investigaciones del trastorno del lenguaje es el del médico alemán Johan A. P. Gesner (1738-1801). Gesner realizó un trabajo pormenorizado acerca de las alteraciones funcionales que desembocan en los déficits del lenguaje. En su trabajo se entrevé una idea precoz de la teoría asociacionista sobre la afasiade la neurología de la época, según la cual el trastorno era una incapacidad para asociar el signo lingüístico con una imagen o idea. Su planteamiento proponía distinguir las alteraciones del lenguaje de las alteraciones de la memoria y de la imposibilidad de producir lenguaje debido a una ruptura entre conceptos y símbolos (Manning, 1992). En 1800 ya se conocían casi todas las formas clínicas deafasia más comunes y se habían descrito diferentes disociaciones sintomatológicas importantes, siendo el concepto de disociación característico de la investigación de la neuropsicología de nuestra época aunque podemos afirmar que ya en el siglo XVII autores como Rommel lo propusieron. Peter Rommel (1643-1708) estudió de forma muy meticulosa un paciente con una afasia de tipo motor desintomatología grave, encontrando una disociación entre la capacidad de repetición y de producción oral. En concreto, observó que a este paciente le era prácticamente imposible repetir, pero en cambio sí podía emitir secuencias de palabras (ej: rezar el padre nuestro) que había aprendido en la infancia y que estaban automatizadas (Benton, 2000). Sin embargo, faltaban aún por describir muchos síndromes de...
tracking img