Gongorina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4809 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL MITO DE ICARO EN LA CONTROVERSIA GONGORINA
José Manuel Rico García
Universidad de Sevilla

La difusión en 1613 de las Soledades de Góngora desencadenó un aluvión de ensayos, pareceres, comentarios y escritos de toda naturaleza e índole, donde se cruzaron la mayor parte de las opiniones sobre la lengua poética barroca. El debate sobre la novedad y sobre los excesos y demasías del ornatuspoético, que encerraban los más recientes y atrevidos poemas del poeta cordobés .encendió una polémica que alimentó y enriqueció copiosamente la discusión sobre las ideas estéticas en el primer cuarto de nuestra literatura del seiscientos. El sujeto del debate, que fijó su atención en la novedad de las nuevas formas de elocución y el atrevimiento que su empleo reiterado implicaba, era el marco idóneopara que los enemigos de la nueva poesía recurrieran al familiar mito delcaro para adoctrinar sobre los peligros a los que conduce la osadía poética. De la fecundidad del mito de Icaro en nuestra literatura del Siglo de Oro habla por sí misma la extensa bibliografía dedicada al tema, en la que destacan los excelentes trabajos de Pablo Cabañas,' Fucilla,' María Rosa l.ida' y el más reciente deJohn H. Turner,' a los

1. "Icaro o el atrevimiento", Revista de Literatura, 1, 1952, pp. 453-460.

2. "Etapas en el desarrollo del mito de Icaro en el renacimiento y en el siglo de oro",
en "Superbi colli" e altri sagi, Roma, 1963, pp. 45-84. 3. 'Transrnlsión y recreación de temas grecolatinos en la poesía lírica española". En Revista de Filología Hispánica, 1, 1939, pp. 20-63. 4. The Myth otIcarus in Spanish renaissance poetry, Londres, Tarnesls Books, 1977. 335

DRAGO, 3 - 4, 1991-1992

que habría que añadir los estudios de Gallego Morell' y Juan Manuel Hozas" sobre el mito de Faetón, de tan estrecha vinculación al que nos ocupa. La inclinación soberbia de la raza humana a subvertir las potencias reservadas a los dioses que todo mito prometeico narra, encontró, como ejemploedificante, el campo labrado para su recreación en la España de la contrarreforma. En 1580 ve la luz en Salamanca la traducción en octavas que realizó Antonio Pérez Sigler de las Metamorfosis? de Ovidio. Al final de cada uno de los quince libros de que consta la obra, su autor hace una exposición del sentido alegórico de los mitos tratados. Esta es la elección que para Pérez Sigler tiene el mito deIcaro:

El vuelo de Dédalo y su hijo significa que cuando el deseo de las cosas altas es refrenado de la razón y prudencia, no excede los términos alzándose más de aquello que piden sus méritos, por lo cual llega el hombre después del curso desta vida al deseado fin: como sabiamente hizo Dédalo, mas los que a semejanza de Icaro quieren alzarse más que debrían, transportados de un desarregladodeseo, vienen después a caer en las miserias del mundo, figurando por las ondas del mar con infamia y daño irreparable."

De más riguroso ascetismo, si cabe, es la receta que extrae Sánchez de Viana, quien había publicado su traducción de las Metamorfosis en 1589 en Valladolld." El afecto a la humildad y el rechazo a la soberbia que empapa a nuestra literatura con el reiterado tópico del aureamediocritas, es

5., "El mito de Faetón en la literatura española", Glavileño, 37,1956, pp. 13-26. 6. "Dos notas sobre el mito de Faetón en el siglo de oro", en Boletín cultural de la embajada argentina, 2, 1963, pp. 81-82. 7. Los quince libros de los Metamorpheseos de el excelente poeta latino Ovidio, Salamanca, 1580. 8. Ibid. f. 201 r. 9. Cfr. Las transformaciones de Ovidio: traducidas del versolatino, en tercetos y en octavas rimas, Valladolid, 1589, f. 161. 336

José Manuel Rico García

también subrayado por Juan Pérez de Moya en su difundida y apreciada Filosofía Secreta, vademecum para críticos y cultos, como proponía Juan de Robles ' °. Escribía Pérez de Moya:

Por esta fábula nos quisieron los poetas dar muy excelente doctrina, de que en todas las cosas amemos el medio,...
tracking img