Gotas de agua jaen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1343 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La bella historia de Gotas de Agua
A escasos kilómetros de Jaén de Bracamoros hay una sucursal del paraíso. Se trata de un espacio privilegiado fruto del trabajo humilde y silencioso de un profesor jaeno. Luciano Troyes es un Quijote de la ecología que trabaja por la preservación de la naturaleza desde la humildad y el convencimiento de que las grandes revoluciones y los grandes cambios en lahumanidad no son más que la suma de las batallas individuales que, en algunos casos, parecen nacer perdidas desde el principio. Hace veinte años, junto con su madre, que al igual que él ama la naturaleza, advirtió el peligro que corría el ecosistema del Bosque Seco, próximo a Jaén. La mano del hombre y la destrucción indiscriminada podían acabar con una reserva única que es casa y refugio deespecies endémicas y, en algunos casos, cuya presencia se limita exclusivamente a este espacio jaenense. Así vio la luz el Área de Conservación Privada “Gotas de Agua”. Luciano Troyes, profesor de profesión en un centro educativo de los jesuitas, decidió pasar a la acción y junto con su familia vendió todo lo que tenía para comprar los terrenos del Bosque Seco, unas 1.800 hectáreas que son una auténticajoya tanto por su belleza como por su valor natural. Sufrió la incomprensión de quienes lo miraban como un loco de atar que incluso llevó a pedir préstamos o a dilapidar su herencia con el único fin de preservar lo que él mismo considera que debe ser un patrimonio de todos los hombres y que es capaz de rubricar con argumentos tan bellos como: “El oxígeno que emiten mis plantas no es propiedad denadie, ni lo dirigen a nadie en concreto. Es para el mundo, es propiedad de todos los hombres”. Luciano es la encarnación del lema “piensa globalmente y actúa localmente” y uno de los motores que le mueven es pensar que su legado, el trabajo pagado con la incomprensión de muchos y la indiferencia de las administraciones tendrá el premio que se merece: que generaciones venideras podrán ver con suspropios ojos y disfrutar algo que estuvo a punto de desaparecer para siempre y que casi rozó la extinción. 
Su mirada no puede esconder la satisfacción que siente cuando unos visitantes llegados de una tierra con cuatro parques naturales —lo que celebra fervientemente— se muestran complacidos por haber disfrutado de un almuerzo de shurumbo —un plato típico jaeno— mientras contemplan el dubitativovolar de un colibrí o cómo los rayos de sol acarician suavemente las orquídeas que tanto años lleva mimando. Se emociona hasta el punto de no poder impedir que una lágrima resbale por su mejilla cuando comprueba que tres foráneos lo felicitan maravillados por la labor que realiza, cuando durante décadas ha sufrido las mofas de sus propios conciudadanos. 
El proyecto “Gotas de Agua” ha dado muchassatisfacciones a Luciano Troyes. Entre ellas, las joyas son el descubrimiento de una especie nueva de planta para la ciencia o la catalogación de doce aves endémicas, como el Incaspiza watkinsi, Melaparea maranonica, Tataupa timau y el colibrí taesanosky. En su terreno se cultiva la Ceiba pentandra, con la que se elaboran las colillas de los cigarros; el palo santo, que tiene efectos beneficiosospara mejorar el estado de ánimo, o el huayruro, fruto de color rojo muy utilizado en artesanía. 

Un olivo para el Bosque Seco
Desde el domingo 18 de julio, un árbol muy especial para los jiennenses intenta ocupar un espacio destacado en el proyecto. El director de Diario JAEN, Juan Espejo, entregó un olivo a Luciano Troyez que, además de ser embajador de toda una cultura a miles dekilómetros, en esta ocasión sirve de reconocimiento para quien lo dejó todo y sacrificó gran parte de su vida por salvar un ecosistema único. Para bautizar al árbol, Troyes rememoró un popular cuento peruano “Hebaristo, el sauce que murió de amor”. Narra la historia paralela entre Evaristo, un farmacéutico solitario, y su sauce, Hebaristo. Cuando el primero estaba triste, el árbol también; si se alegraba,...
tracking img