Gottfried wilhelm leibniz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 91 (22565 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
GOTTFRIED WILHELM LEIBNIZ

1. BIOGRAFÍA

Gottfried Wilhelm Leibniz nació en Leipzig en 1646, dos años antes de que se firmara la Paz de Westfalia, que puso fin a la Guerra de los Treinta Años. El hecho de quedarse huérfano muy pronto no le impidió adquirir una buena formación, lo que le permitió entrar en la universidad de Leipzig con apenas quince años, donde se familiarizó con elpensamiento aristotélico, platónico y escolástico, así como con la filosofía de Descartes. A los veinte años se doctoró en Derecho en la universidad de Altdorf, tras ver rechazado su examen de doctorado en Leipzig a causa de su juventud.

Leibniz declinó la oferta de dedicarse a la enseñanza en la universidad y orientó su vida a la carrera política y diplomática. Comisionado por el príncipe elector deMaguncia, Von Boineburg, Leibniz fue a París con el objetivo de convencer al rey Luis XIV de que dejara de amenazar a los Países Bajos y Alemania y dirigiera sus afanes expansionistas hacia el mundo no cristiano, Egipto en concreto. Leibniz no tuvo éxito en esta misión, pero durante su residencia en Francia conoció los trabajos matemáticos de Pascal, estudio a Descartes y leyó el manuscrito de laÉtica de Spinoza, a quien conocería más tarde en Holanda. En París, en 1676, Leibniz inventó el cálculo diferencial, que Newton había desarrollado poco antes, aunque de forma distinta y menos perfecta, sin que Leibniz tuviera conocimiento de ello.

El año 1676 fue nombrado bibliotecario y consejero de la corte de Hannover, y en esta ciudad pasó el resto de su vida, con las únicas interrupciones desus viajes, que le llevaron a sitios como Berlín, Viena y Roma, entre otros. Poco antes de su muerte, ocurrida el año 1716, Leibniz perdió el favor de los príncipes electores; cayó en desgracia y murió solo y desencantado, aunque no dejó de escribir hasta el último día de su vida.

Leibniz ha dejado una amplia e interesante correspondencia, así como innumerables opúsculos y pequeños tratados,entre los cuales merecen destacarse:

• Nuevo sistema de la naturaleza, publicado el año 1695.

• Monadología y Principios de la naturaleza y de la gracia, escritos hacia el final

de su vida.

• Nuevos ensayos sobre el entendimiento humano, obra publicada después de su

muerte, en la que analiza y critica el Ensayo de Locke.

• Teodicea, sobre la bondad de Dios, la libertad del serhumano y el origen del mal.

La Monadología fue escrita en 1714, dos años antes de la muerte de Leibniz, pero no fue publicada hasta el 1721 en versión latina y el 1840 en el francés original. Es la obra más completa y madura de Leibniz, en la que éste trata de explicar la organización del universo desde el punto de vista mecánico y metafísico. Aquí expone Leibniz su noción de “sustancia”, distintade la de Descartes, su distinción entre verdades de hecho y verdades de razón, la concepción de Dios como mónada suprema, la idea de la armonía preestablecida, y todos los demás conceptos que constituyen el núcleo de su pensamiento.

2. LA MONADOLOGÍA DE LEIBNIZ

Fuente: “Leibniz - Monadología”. Universidad Complutense de Madrid.

1. La mónada, de que vamos a hablar en este tratado, no essino una substancia simple, que entra a formar los compuestos; simple quiere decir sin partes.

2. Tiene que haber substancias simples, puesto que hay compuestas; pues lo compuesto no es más que un montón, o aggregatum, de simples.

3. Ahora bien, donde no hay partes, no puede haber ni extensión, ni figura, ni divisibilidad. Y las tales mónadas son los verdaderos átomos de la naturaleza y, en unapalabra, los elementos de las cosas.

4. Tampoco es de temer la disolución, y no es concebible manera alguna por la cual pueda una substancia simple perecer naturalmente.

5. Por la misma razón, no hay tampoco manera por la cual una substancia simple pueda comenzar naturalmente, puesto que no puede formarse por composición.

6. Puede decirse, por lo tanto, que las mónadas comienzan y...
tracking img