Grandes oradores colombianos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2322 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Indalecio Liévano Aguirre
“... la misión de los grandes conductores no es la de economizar prestigio sino la de arriesgarlo...”.
Es no sólo Primer Designado a la Presidencia durante el gobierno de Alfonso López Michelsen, sino su gran amigo y contertulio. Fue gerente de El Liberal, el periódico donde escribía Alberto Lleras y que defendía a López Pumarejo, y escribió en La Calle, elsemanario del Movimiento Revolucionario Liberal que fundó López Michelsen. En la revista Semana, dirigida por Alberto Zalamea, publicó, por entregas, Los Grandes Conflictos de Nuestra Historia.
En realidad su primer libro histórico, Rafael Núñez, es de 1944, que al decir de su prologuista Eduardo Santos “... es un admirable excitante para las reflexiones políticas; es una invitación a juzgar loshechos del siglo XIX con un severo criterio de análisis y no con superficial pasión retórica de tipo político...”. Después escribiría El proceso de Mosquera ante el Senado, Bolívar y Los grandes conflictos sociales y económicos de nuestra historia. Todo ello le valdría un sillón de numerario en la Academia Colombiana de Historia, de la cual sería vicepresidente.
Antes de su encargo en laPresidencia de la República, Liévano Aguirre fue diplomático en La Habana, en Londres, en Quito, en Washington, presidió la Asamblea General de las Naciones Unidas y fue ministro de Relaciones Exteriores; fue congresista y miembro de la Dirección Liberal; la Universidad Javeriana le dio el título de “doctor en Derecho y Ciencias Económicas”.
El 22 de septiembre de 1975 asume transitoriamente laPresidencia de la República. Lo hace con la discreta y silenciosa sencillez que lo caracteriza. Sin aspavientos ni aires de importancia. Lo dice en su discurso de posesión ante el Congreso: “... esa humildad es doblemente obligatoria para quien no llega aquí, como en mi caso, ostentando el carisma y las investiduras que nuestro pueblo confiere a sus grandes gobernantes...”.
Dice Liévano Aguirre:* * *
«Señor Presidente del Congreso, señores Senadores y Representantes:
Por ausencia transitoria del Presidente de la República del suelo patrio y por exigencias propias de nuestro sistema constitucional, me corresponde hoy encargarme fugazmente ante el Congreso del más elevado empleo de la Nación.
Si los grandes de Colombia, elevados a esta altísima dignidad por mandato soberanodel pueblo, se aproximaron a ella con humildad civil, esa humildad es doblemente obligatoria para quien no llega aquí, como en mi caso, ostentando el carisma y las investiduras que nuestro pueblo confiere a sus grandes gobernantes, intuyendo que les serán necesarios para resistir la soledad de las cumbres del poder. Y también para afrontar las tempestades que desata el ejercicio de unaMagistratura, a la que corresponde comunicarle su impulso a la vida democrática del país y avizorar nuevos horizontes que susciten inquietudes en la opinión ciudadana y prevengan el estancamiento intelectual a que la inclinan los intereses creados de la sociedad.
Pero si esta ceremonia no tiene ni podría tener otros alcances que los de reemplazar brevemente al Primer Mandatario, existe unacircunstancia que mal podría dejar de destacar en momentos en que el Jefe del Estado, en desempeño de la plenitud de sus prerrogativas constitucionales, se ausenta del territorio patrio, a fin de atender una invitación del Presidente de los Estados Unidos, y adelantar allí importantes gestiones internacionales, para las cuales contará con la invaluable colaboración de nuestro Embajador en Washington y PrimerDesignado a la Presidencia, doctor Julio César Turbay Ayala.
Esa circunstancia es la gran empresa de cambio que deja en marcha el Presidente López Michelsen, empresa que circunscribe la misión que se me asigna en esta ceremonia, a la de ser el fugaz vigilante de los desarrollos de una obra de Gobierno que imprimirá huellas profundas en la vida nacional.
En una sociedad en la que se...
tracking img