Gratuidad de las artes de la calle

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8569 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Gratuidad de las artes de la calle. El punto de vista del psicoanálisis

Maxence Hernu

Traducción: Juan Bauzà

Cuestión de método

Dos interrogantes esenciales han sido el punto de partida, para mí:

- ¿Cuál puede ser la legitimidad del psicoanálisis, para permitirse dar una opinión sobre esta cuestión?

- ¿Por qué esta cuestión de la gratuidad con respecto a las artes de la callesurge en estos momentos?

Si interrogamos al psicoanálisis sobre la gratuidad del acceso a la obra de arte y más específicamente a la que se manifiesta mediante las artes de la calle, el esclarecimiento que debe aportar debe realizarse a partir de su propia enseñanza y de sus conceptos que están en ruptura con los discursos corrientes ya sean universitarios, filosóficos, económicos o culturales.En estas condiciones, no puedo disimular mi propósito ya que el psicoanálisis tiene un solo discurso orientado por lo real (la falta de objeto).

Sin embargo, antes de poner a trabajar el encuentro cada vez más problemático entre gratuidad y artes de la calle, voy a intentar plantear la especificidad de una aproximación al tema desde mi campo.

En efecto, Fabrice Manuel me solicitó queprodujera un texto ‘comprensible’. Para que esto sea así, voy a describir rápidamente, en un primer tiempo, las herramientas que utilizo así como el discurso en el cual me sitúo, y que tiene en cuenta el hecho (procedente del psicoanálisis) de que todo objeto es correlativo de la falta y el objeto de arte en particular. En ningún caso, puedo producir un texto vulgarizado por el discurso corriente, ydebo encontrar la diferencia, el ángulo para poner en relación gratuidad y artes de la calle.

1. Legitimidad del psicoanálisis

Este campo ha tenido siempre un fuerte tropismo por la obra de arte, ya que el arte siempre ha enseñado al psicoanálisis, al igual que la cura o el estado de los síntomas contemporáneos.

Como no se trata aquí de profundizar estas convergencias, podemos simplementeevocarlas diciendo que una cura apunta a modificar al sujeto delimitando eso que no puede decir, lo que no puede representarse (eso que nosotros, los psicoanalistas, llamamos lo real) en el núcleo mismo de su estructura. Con el bla bla bla, el psicoanálisis, efectivamente, intenta pillar un cabo de real, extraerlo para modificar su función de resto en el corazón mismo del sujeto.

Hay goceirremediablemente perdido por el hecho de nuestra entrada en el significante. Por el hecho de esta pérdida misma, este “en-menos”, el ser hablante recupera un “plus”, un sustituto, pero no en el nivel de la necesidad sino en el del propio aparato simbólico que causa esta pérdida. Es nuestra Vulgata, pero aún es necesario circunscribir bien esa pérdida pues para el ser hablante hay una pérdida, unaextracción de goce en el acto de ver. La satisfacción sustitutiva está en el corazón de la contemplación de la obra de arte. No añade nada visible a lo visible salvo renunciando a lo visible y a la visión para gozar de la propia mirada. Gozamos de objetos que el mundo no ofrece de entrada a la vista: la satisfacción del voyeurismo o del exhibicionismo, la ceguera psíquica, la absorción en la obra dearte muestran que la mirada y la visión no son la misma cosa, tal como Jacques Lacan lo estableció en su Seminario XI.

La mirada está velada, pasa a través del circuito de los semblantes [apariencias] (el objeto de arte en particular) y connota mucho más el vacío y la ausencia que la imagen encierra.

La imagen, el objeto de arte, el cuadro de la Diva [preguntar referencias acerca de laDiva] adquiere un valor agalmático (que provoca el deseo) que hace que las personas se detengan ante la obra, incluso si tenían prisa, ya que hay un efecto pacificador en poner “bajo la mirada” [asimismo en “deponer la mirada”] (à meter “bas le regard”) para ser confrontado con esta falta, con este imposible de ver.

Es nuestro envite ético y en esto el arte nos enseña mucho, pues si el arte está...
tracking img