Griego

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1656 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Milla loncó
Rodolfo Otero

Bicentenario

1810 - 2010

la obra
La historia transcurre en el verano de 1876 a 1877. Miguel Cullen, un chico de doce años, se traslada con su familia a Trenque Lauquen, donde su padre ha sido designado médico del regimiento “3 de caballería” que estaba a cargo del Coronel Villegas (conocido como el “Toro” Villegas). En el camino, Miguel conoce a tres personascon las que vivirá aventuras increíbles; Martín Sánchez, un huérfano de su edad que vive con el regimiento; Teresa Correa, una joven maestra de dieciocho años que va a la estancia de su tío, en plena pampa; y el cabo Rivas, un gaucho entrerriano. El origen de esta novela está ligado a algunos de los recuerdos más entrañables de mi infancia. Mis padres habían nacido en Trenque Lauquen y, aunquevivíamos en Buenos Aires, todos los veranos viajábamos a su “patria chica” para visitar a mis abuelos y a unas tías muy queridas (a una de las cuales está dedicado el libro). Era un tiempo de libertad absoluta para mis hermanos y yo, chicos de ciudad que por fin teníamos terreno para correr, jugar y disfrutar al aire libre, incluyendo momentos inolvidables como montar un caballo por primera vez orevolcarse en médanos muy empinados para nuestros cortos años. Allí descubrí que el pueblo de mis padres tenía una historia épica, que se había hecho a sangre, sable y lanza y que en esos médanos todavía quedaba el testimonio esporádico de una raza que se había negado a dejarse avasallar por la civilización. Las figuras de Villegas y Pincén cobraron una estatura heroica en mi imaginación (que, porotra parte, objetivamente merecen) y ese pasado de gauchos, cautivas y malones empezó a parecerme tan atractivo como ese mundo del oeste norteamericano que poblaba las pantallas de cine y televisión de mi infancia y adolescencia. Tal vez por coincidencia, fue en el cine Monumental de Trenque lauquen que vi por primera vez la que considero la mejor película del género: Más corazón que odio, delmaestro John Ford. Era casi inevitable que un adolescente que soñaba con ser escritor fantaseara con aventuras en ese entorno, y mi sed de curiosidad me llevó a consultar a José F. Mayo, el historiador local de Trenque Lauquen, que me orientó en la búsqueda de bibliografía y testimonios sobre los años de la fundación de la ciudad como un campamento en el desierto, los años de la zanja de Alsina, elmalón grande y la campaña de Roca. Cuanto más datos encontraba, más fascinante me parecía ese mundo a la vez salvaje y épico, y a los escritos de Mayo fui sumando La guerra del malón, del Comandante Prado; Una excursión a los indios ranqueles, de Lucio V. Mansilla; La lanza rota, de Dionisio Schóo Lastra; las crónicas de Alfredo Ebelot, el ingeniero francés que vino a trazar esa zanja imposible; losrelatos de Estanislao Zeballos, el Perito Moreno y otros viajeros y excautivos que fueron dibujando el perfil de los pampas, ranqueles y araucanos indómitos; sin olvidarme de Tradiciones araucanas de Berta Koessler-Ilg, que los conoció desde adentro, los comprendió y los amó, como Prado, Manasilla y el propio José Hernández amaron a ese criollo que era hermano del indio y al que las circunstanciasconvirtieron en su enemigo. Por fin, Guillermo Enrique Hudson me aportó su romance con esa naturaleza nuestra que él tan bien asimiló, y Mark Twain el modelo a seguir cuando se quiere ver al mundo desde la óptica de los doce años. De estas fuentes documentales y del conocimiento directo del pago chico fueron surgiendo las situaciones y los personajes (algunos reales, otros míos) que pueblan lanovela. Un borrador escrito con entusiasmo y sin oficio a los quince años fue la base del texto definitivo, reescrito tras algunas experiencias de vida y bastante investigación adicional. En 1983, la novela tuvo la suerte de ganar el concurso Robin Hood, y hoy vuelve en este nuevo formato a buscar al amigo de siempre, a ese lector que como Bastián Baltasar Bux* obre el milagro de crear el libro de...
tracking img