Griso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1150 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de enero de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
COMO SE CONSTRUYE LA IDENTIDAD EN EL ADOLESCENTE Y LA INFLUENCIA DE LAS RELACIONES SOCIALES
Los alumnos de secundaria con quienes trabajaremos viven en dicho momento una de las etapas de la vida donde se enfrentan a importantes cambios y acontecimientos que definirán gran parte de su desarrollo dentro de una sociedad. Durante estos años, los adolescentes formarán su identidad, suauto concepto, a qué grupo de pares y cultura pertenecen, de igual manera aparecen en los adolescentes relaciones sociales, donde surge un desarrollo, una preocupación, inquietudes y prácticas que marcaran la vida del adolescente cambiante para siempre.
La adolescencia es un periodo de transición marcado por los cambios psicológicos y sociales principalmente en dos áreas, la afectiva y lacognitiva. En esta etapa tiene lugar la adaptación social, sexual, ideológica y vocacional y la independencia de los padres, Convirtiendo a éstos, en seres biopsicosociales, es decir, regulados por un área tanto biológica como social, siendo ésta última sobre la cual abordaremos algunos aspectos.
De acuerdo con Erikson “la identidad es la diferenciación personal e inconfundible de una persona” cuyaformación es uno de los principales conflictos que surgen en la etapa de la adolescencia. Se requiere la respuesta a la pregunta ¿Quién soy yo? Es decir cuáles son los rasgos que identifican y caracterizan a una persona. En la formación de la identidad, se deben considerar aspectos como la interacción con otras personas y la autoestima.
Es natural la lucha que realiza el adolescente por autonomía yrespeto, a diferencia de la niñez, en ésta edad, el adolescente se preocupa más por su grupo de pares, por estilo, diversión y tiene mucha influencia sobre ellos los medios de comunicación es decir se forma el concepto de relaciones sociales. Hablando de su grupo de amigos empiezan a elegirse en mayor medida por similitud en los valores, las actitudes y los intereses, toman gran relevancia valorescomo la intimidad, la lealtad y la sinceridad.
La influencia de este grupo es muy normal, ya que el adolescente siente la necesidad de ser independiente de su hogar y de forjar su identidad propia, sin embargo existen algunas cuestiones de riesgos, por ejemplo la poca responsabilidad al realizar decisiones propias y las repercusiones de éstas en su autoestima, es decir, el valor que cada uno denosotros le asignemos a nuestras características, capacidades y comportamientos. Pues a partir de estos el adolescente puede llegar a formar una autoestima negativa, correr riesgos emocionales, falta de motivación, tendencias suicidas o trastornos alimenticios. Por eso, es importante tener clara la percepción que tenemos respecto a nosotros mismos, formando nuestro autoconcepto.
Entre los 12 y 15años, el peso de la familia sobre el adolescente pierde importancia, sin embargo es importante que los padres de familia desarrollen comunicación y busquen la manera de potenciar el desarrollo de sus hijos, ya que esto se volverá un apoyo importante cuando tales lleguen a la vida adulta y logre ser una organización capaz de funcionar en sociedad.
Un suceso de gran impacto en la adolescencia es elllamado “primer amor” o descubrimiento de un compañero o compañera, el cual es importante debido a los sentimientos que se experimentan lo cual hará que éste sea recordado a lo largo de toda la vida, por tal motivo se debe apoyar al adolescente, tratando de evitar burlarse o ridiculizarlo.
La imagen corporal, se define como la imagen que se tiene respecto a la figura y cuerpo de un ser humano, y hasido a lo largo de los años un componente importante en el crecimiento, porque a raíz de que el adolescente se siente más seguro y acepta la madurez de su cuerpo, desarrolla a la par un concepto de sí mismo como individuo. Sin embargo cuando le resulta difícil definir su identidad, su personalidad, sus gustos, metas, y sexualidad, no se logra un desarrollo pleno.
Carolyn Meeks en su artículo...