Guatemala nunca mas! entorno historico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 197 (49001 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
TOMO III
EL ENTORNO HISTÓRICO
CAPÍTULO PRIMERO
ANTECEDENTES
1. De Barrios a Ponce Vaides
Hasta la reforma liberal de 1871 el poder político y económico en Guatemala permaneció en manos de familias descendientes de los conquistadores o los administradores coloniales españoles. Al triunfar su movimiento, en un manifiesto del 8 de mayo de 1871, el general Miguel García Granados hizo elcompromiso de reformar jurídicamente el Estado para impedir los excesos del poder personal y dar una base de legitimidad a la propiedad de la tierra en favor de los pujantes cafetaleros. Fue el general Justo Rufino Barrios quien impulsó las reformas liberales, pero asumiendo una dictadura personal.
Esas reformas mezclaban los avances tecnológicos y las nuevas concepciones militares -como la organizaciónde un Ejército profesional- con la supresión de derechos comunales y eclesiales sobre la tierra y la instauración del trabajo forzado. Las más afectadas fueron las comunidades indígenas situadas en las áreas de expansión cafetalera, especialmente en la bocacosta de Quetzaltenango, San Marcos y Alta Verapaz.
Hasta entonces, la relativa independencia de los pueblos indígenas se había basado en laposesión de las tierras comunales. Al desconocer el censo enfitéutico, que los conservadores instauraron en el siglo XIX, dañando aunque no aboliendo el derecho de propiedad indígena, fueron adquiridas por los finqueros las tierras que les arrendaban las comunidades.
Además de la tierra, el liberalismo abordó el tema de la mano de obra forzosa. En 1877 se promulgó el Reglamento de Jornaleros y en1878 la Ley contra la Vagancia, que obligaba a los indígenas a trabajar de 100 a 150 días al año en las fincas cafetaleras. Como consecuencia, la mano de obra era muy barata; los hombres ganaban un real por día y las mujeres medio real. Unos 100,000 indígenas bajaban cada año del altiplano a la bocacosta para trabajar en las cosechas. De esa época datan numerosos levantamientos indígenas contrajefes políticos, habilitadores y finqueros. Entre estas revueltas destacan la guerra de guerrillas de los indígenas de Momostenango, el intento de levantamiento de los quichés en 1877 y la rebelión de San Juan Ixcoy en 1898, sofocadas por las milicias ladinas que se apropiaron de sus tierras.
Al subir al poder en 1893 el presidente José María Reina Barrios suprimió el trabajo forzado establecidoen 1877, pero obligó a contribuir en el Batallón de Zapadores trabajando en obras del Estado, a aquellos indígenas que no pagaran su liberación del servicio o demostraran tres meses de trabajo en una finca de café, azúcar, cacao o banano.
Militarización en el campo Los gobiernos liberales se sirvieron de la experiencia colonial en la práctica de imponer a los campesinos la formación de milicias.Igual que en la Colonia, les preocupaba la existencia de grupos de población dispersos en regiones alejadas de la capital. Además, para asegurar la fuerza de trabajo se requería de un poder descentralizado coercitivo y eficaz.Por ello, la representación de la autoridad política del gobierno central fue una de las principales tareas que se asignó a los finqueros, a quienes se les invistió no sólode autoridad civil y policial, sino incluso de autoridad militar. Las milicias de reserva estaban formadas por reclutas de entre 15 y 50 años. En las fincas, los propietarios o sus representantes debían pasar lista todos los domingos. Los trabajadores estaban obligados a integrar escuadras subordinadas al patrón como si éste fuera su jefe militar.La militarización de las plantaciones incluía lapenalización con trabajos forzados para la creación de la infraestructura cafetalera. Un mes de trabajo en la temible Compañía de Zapadores significaba soportar malos tratos y muchas veces implicaba la muerte. Las mujeres y los niños debían hacerse cargo de los campos de cultivo en ausencia de los hombres movilizados en los trabajos. Muchos, desesperados por la prolongación de tantas penalidades,...
tracking img