Guia siervo sin tierra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2128 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1. CONTEXTO DE LA OBRA DE EDUARDO CABALLERO L
a
v
i
d
a
d
e
E
d
u
a
r
d
o
Caballero Calderón fue la vida de un hombre comprometido con su tiempo. Esta, que parece una frase de cajón, no lo es tanto si se revisan cada una de las caras de un hombre que no sólo fue un escritor consagrado y un agudo periodista, sino un hombre dispuesto a entender lo público como escenario de participación en dondees posible, de alguna manera, plantear cambios para la gente. Caballero Calderón, nacido hace cien años, un 6 de marzo de 1910, es para Colombia quizás la prueba de que es posible soñar con “fundar un pueblo, para luego gobernarlo”. Su interés en los temas de la tierra lo llevaron a hacer un proyecto de reforma agraria en Tipacoque, el lugar en donde fundó sus esperanzas de cambio y progreso, yen el cual transcurren muchas de sus novelas que hoy son de una actualidad pasmosa. Novelas que entendieron la clave de un momento en el que Colombia se debatía en una guerra partidista que dejó una estela de odios y de sangre en los años cincuenta y que aparecen en su pluma de manera magistral. No solo por el registro de una voz que hasta entonces no había aparecido en la literatura, esecoloquialismo definitivo que nos dejó personajes entrañables, sino por su insistencia en incrustar la actualidad en los temas del arte para entender y hacer una exégesis de la situación de esa Colombia rural y dolida, a veces tan parecida a la de hoy.
Ana Roda Fornaguera

LLEGAR AL DESTINO. EL ORÁCULO DE EDUARDO CABALLERO CALDERÓN
Lo
más
probable
es
que
no
este‐ un
barrio
al
que
sólo
llega
Dios,
mos
de
acuerdo,
que
donde
yo
 soporta
los
embates
de
una
ban‐ escriba
“todo
está
mal”
la
gente
 da
de
criminales.Y
siguen
suce‐ lea“soy
un
amargado”,
pero
la
 Colombia
de
hoy
separece
más
 de
lo
que
nos
gusta
reconocer
a
 la
Colombia
de
hace
sesenta
 años:
hay
que
ser
un
mago,
 pienso
yo,
para
negar
que
sigue
 siendo
una
 suma
de
pueblos
en
suspenso.
 Foto Hector Fabio Zamora / El tiempoPodría
insistirse,
por
qué
no,
 en
que
en
estos
doce
años
se
 han
alcanzado
muchas
metas
 diendo,
escena
por
escena
por
 en
materia
de
seguridad.
Podría escena,
las
novelas
tristes
de
 decirse,
si
se
tratara
de
ser
jus‐ Eduardo
Caballero
Calderón.
Ya
 tos,
que
el
ejército han
pasado
diecisiete
años
desde
 nacional
ha
recobrado
una
buena
 el
año
de
su
muerte,
ya
no
está
él
 parte
del
territoriopara
dar
la
cara
por
su
obra
en
 perdido
a
manos
de
tantas
ban‐ una
época
que
les
exige
a
los
au‐ das
alimentadas
por tores
que
sean
los
vendedores
de
 nuestros
propios
errores.
Pero
 sus
propios
libros,
pero
Eduardo
 habría
que
reconocer Caballero
Calderón
en
ningún
 que
en
el
país
siguen
sucediendo
 momento
ha
dejado
de
ser
uno
 esas
películas
del de
los
escritores
fundamentales
 oeste
en
las
que
un
caserío
 de
nuestraabandonado
por
la
ley,
o historia.
Hubo
un
tiempo,
no
ha‐ ce
tantos
años,
en
el
que
fue
co‐ mún
oírles
a
los
críticos
de
aden‐ tro
y
de
afuera
que
era
el
más
 importante
de
los
narradores
 colombianos:
la
voz
pausada,
 realista,
castellana,
que
oíamos
 por
encima
de
todos
los
ruidos.
 Pero
un
día,
aun
cuando
sus
 obras
han
seguido
reeditándose
 y
releyéndose
como
tradiciones
de
la
infancia
(que
para
la
gloria
 de
un
autor
es,
si
uno
lo
piensa,
 más
que
su8iciente),
pasó
a
ser
el
 relato
de
un
país
del
que
poco
se
 hablaba:
el
relato
de
un
país
de
 siervos
sin
tierra. Ricardo
Silva
Romero

II. ACTIVIDADES PROPUESTAS
Primera
Parte:
Viajando
por
Boyacá Antes
de
la
lectura • Presente
la
biogra8ía
del
autor
mediante
una
presentación
en
computador,
una
cartelera,
un
blog
o
una
página
en
Internet. • Hable
sobre
el
departamento
de
Boyacá,
ubique
a
los
participantes
utilizando
un
atlas,
el
 servicio
de
mapas
de
Google
o
cualquier
otro
medio. • Proponga
un
ejercicio
que
permita
determinar
cómo
se
puede
llegar
al
municipio
de
Ti‐ pacoque
desde
su
municipio
o
localidad,
averigüen
cuanto
cuesta
y
cuantas
horas
tardan
 en
llegar. Durante
la
lectura • Lea
despacio
...
tracking img