Guion para el rayo de luna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2165 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
COLEGIO MÉXICO PREPARATORIA |
El Rayo de Luna |
GUIÓN |
|
4C |
05/11/2010 |

|

PERSONAJES

Manrique
Rayo de Luna, Fantasma
Escudero, de Alonso de Valdecuellos
Madre, de Manrique
Servidor 1
Servidor 2
Escudero 2, de Manrique

I

(Yo no sé si esto es una historia que parece cuento o un cuento que parece historia; lo único que puedo decir es que en el fondo hay unaverdad, una verdad muy triste, de la que yo me aprovechare.

Otro con esta idea tal vez hubiera hecho algo diferente, yo he escrito esta leyenda que los podrá entretener un rato aunque no vean nada a su fondo.

Era noble, aunque hubiera nacido entre las armas, el estruendo de la guerra jamás lo hubiera hecho levantar la cabeza un instante, ni apartar sus ojos del pergamino donde leía elúltimo escrito de un trovador. Los que quisieran encontrarlo no debían buscar en su castillo)

Madre: ¿Dónde esta Manrique? ¿Dónde esta vuestro señor?

Servidores: No Sabemos
Servidor 1: Acaso estará en el claustro del monasterio de la Peña; sentado al borde de una tumba, prestando oído a ver si sorprende alguna palabra de la conversación de los muertos; o en el puente, mirando correr una trasotra las olas del rio por debajo de sus arcos; o acurrucando en la quiebra de un roca y entretenido en contar las estrellas del cielo, en seguir una nube con la vista o contemplar los fuegos factuos que cruzan como exhalaciones sobre haz de las lagunas. En cualquier aparte estará menos en donde este todo el mundo. En efecto, Manrique, amaba la soledad, y la amaba de tal modo, que algunas veceshubiera deseado no tener sombra porque su sombra no lo siguiese a todas partes.

(Amaba la soledad porque forjaba el mundo fantástico habitado por extrañas creaciones provenientes de sus delirios y sus ensueños de poeta. Siempre imaginaba percibir formas o escuchar sonidos misteriosos, formas de seres sobrenaturales, palabras inteligibles que no podía comprender).

(Había nacido para soñar elamor, más no para sentirlo. Las amaba a todos por un instante y por cualquier razón. A veces era tal su delirio que llegaba un punto de quedarse un anoche entera mirando la luna. En esas noches llenas de insomnio exclamaba:)

Manrique: si es verdad, como el prior de la peña me a dicho, que es posible que esos puntos de luz sean mundos; si es verdad que en ese globo de nácar que rueda sobre lasnubes y habitan gentes, ¡Qué mujeres tan hermosas serán las mujeres de esas regiones luminosas! Y yo no podre verlas, y yo no podre amarlas… ¿Cómo será su hermosura?... ¿Cómo será su amor?



II
(Sobre el Duero, que pasa lamiendo las calcomidas y oscuras piedras de la muralla de Soria, hay un puente que conduce de la ciudad ala antigua convento de lostemplarios, los caballeros habían ya abandonado sus históricas fortalezas)

(Era de noche; una noche de verano, templada, lleno de perfumes y rumores apacibles, cuando una luna blanca luminosa y transparente. Manrique, preso de su imaginación después de atravesar el puente, desde que lo contemplo un momento la negra silueta de la ciudad se interno en las desiertas ruinas de los templarios).(Caía la media noche cuando al entrar en una oscura alameda Manrique grito, había visto agitarse una cosa blanca flotando y desapareciendo. La orla del traje de una mujer cruzando y ocultándose entre el follaje.)

Manrique: -¡una mujer desconocida!... ¡en este sitio… -! ¡A estas horas! Esta es la mujer que yo busco y se las doy en su seguimiento

III
(Vio ala mujer misteriosa perderseentre la espesura de las ramas. Había desaparecido muy lejos, creyó divisar entre los troncos de los arboles una forma una blanca que se movía. Se precipito en su búsqueda).

Manrique: ¡es ella, es ella, que lleva alas en los pies y huye como una sombra!... ¡nadie! ¡ah!... por aquí, por aquí va. Oigo sus pisadas sobre las hojas secas, y el crujido de su traje, que arrastra por el suelo y roza...
tracking img