Gullisasti

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1779 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un Guilisasti de bajo perfil
Era considerado la oveja negra de la familia, el más desordenado de un clan de hermanos que incluía a un Opus Dei. Pero José Guilisasti heredó la pasta de su padre para los negocios, y hoy está a la cabeza de Emiliana, donde ha dejado una impronta. Aquí habla de todo, sin pelos en la lengua. Soy el más guardado…”, confiesa entre risas José Guilisasti. Alude a sushermanos más conocidos, como Rafael, quien fuera presidente de la CPC, y Eduardo, CEO de Concha y Toro y responsable de haber llevado a esa empresa a valer en bolsa más de mil cuatrocientos millones de dólares. “Siempre estuve metido en la parte del campo”, agrega, hablando a mil por hora, como es su costumbre. No es fácil seguirle el ritmo. Además de rápido, tiene una dicción endemoniada,campechana. Pese a provenir de una de las familias más influyentes del mundo del vino (no sólo en Chile, sino a nivel planetario), no tiene una pizca de arrogancia; se mueve con la naturalidad y el desparpajo de un muchacho del campo. No es difícil imaginarlo unos 30 años atrás correteando vacas o montando a pelo un caballo. José Guilisasti es hoy el gerente general de Emiliana, una empresa independientede Concha y Toro –compañía de la que su familia posee el 27% y controla– que goza de buena salud. Como él mismo reconoce, no debe más de 4 millones de dólares, produce 600 mil cajas y está valorizada en unos 80 millones de dólares, ubicándose entre las 12 viñas que más exportan de Chile. “El potencial de crecimiento es enorme, sobre todo en Estados Unidos, Brasil y Asia”, afirma. Guilisasti norehúye ningún tema, y los aborda con franqueza y sencillez. Quizá no tenga el poder de sus hermanos, pero no es un aparecido ni menos un apitutado. Nos juntamos en el fundo Los Robles, cerca de San Fernando, en Colchagua, y lo encontramos en plena faena. Ha pasado la mañana reunido con un grupo de certificadores de sustentabilidad, un tema que le apasiona. “Hay que ser muy estrictos, porque hoy lasustentabilidad da para cualquier cosa. Nosotros nos tomamos en serio el asunto”, afirma. A los 20 años me hice cargo del campo, mientras seguía estudiando. Lo más entretenido era que todos los domingos nos juntábamos en la noche a comer. Las discusiones eran salvajes. Llegaba el cura Whelan, del Saint George. Se armaban las medias peleas, sin llegar a la violencia. Pero eran discusiones súper enbuena. Logramos formarnos con mucha libertad, siendo todos muy distintos”.
Explica: “La vida necesita dos cosas: tener libertad para hacer y pensar como uno quiera y saber aprovechar las oportunidades. Así nos fue formando mi padre. Isabel, por ejemplo, estudió arte y viajaba para todos lados. Pero después, poco a poco, no sé cómo, todos empezamos a volver a la viña. Fue el 86: ahí, como que seordenó la cosa. Mi padre vio a estos cabros que andaban puro dando vueltas… y justo se dividió la viña en tres compañías. Una era Emiliana, otra Concha y Toro y otra Viconto. Eduardo tomó el control de Concha y Toro, la parte de negocios… Yo me quedé en la parte campo de Emiliana y en la parte fruta de Viconto. Rafael se dedicó a Emiliana y Concha y Toro; Pablo, a Viconto. Ahí empezamos todos atrabajar”. Desde un principio, José tuvo claro que Emiliana debía ser innovadora. Fue así como impulsó la idea de lanzar varietales, en un momento en que los vinos se diferenciaban apenas entre blancos y tintos. Luego empezó a buscar zonas frías. “Según Getz von Gersdorff (un legendario consultor), el clima frío estaba en la cordillera, pero yo fui a simposios en EEUU y me di cuenta de que también podíabuscarse en la costa. Nosotros con Pablo Morandé no estábamos de acuerdo con Getz; mi padre decía háganle caso a Getz. Con Morandé pensamos que lo mejor era Leyda, y le pusimos a un fundo de esa zona El pajero, porque nosotros éramos pajeros. Nos tildaban de locos. Nos dijeron que no a Casablanca. ¿Sabís que más Morandé, estamos fritos, no nos pescan?, le dije. Así y todo hubo un trabajo de...
tracking img