H2o el espiritu santo, agua viva

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2813 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La necesidad de la fe
El hombre por su naturaleza es un ser dependiente que necesita de los demás para desarrollarse. Es decir es un ser sociable que, inclusive necesita del afecto del otro para fortalecerse. Si damos una mirada en todos los quehaceres humanos nos encontramos que la comunicación, información y todas las actividades están confiadas a unos y otros en los cuales nos fiamosciegamente en el servicio que se no da. Así en los alimentos, medicina, transporte etc., en todo esto se pone de por medio la fe en ese alguien que da u ofrece el servicio. En resumen el hombre no puede vivir solo. Porque se tiende necesariamente a la sociedad.

* El hombre no puede vivir sin fe, no se puede relacionar ni crecer como persona. Porque la fe es requisito necesario para el buenentendimiento y funcionamiento de los servicios mutuos. Sin la cual el hombre no podría desenvolverse ni desarrollarse. Sin ella no habría sociedad Se tiene que fiar. En una sociedad como la nuestra, la fe se hace cada vez más necesaria porque sin ella no nos podemos relacionar. Así por ejemplo la confianza ciega que ponemos en los taxistas para que nos lleve de un lado a otro, la atención amable de uncamarero en un restaurante, como también creer en la prescripción medica y consumir la medicina indicada o subirse a un avión de pasajeros para ir al otro lado del atlántico. Todo esto supone una confianza en personas que no conozco, que me dan ese servicio. Pues a esta confianza se le llama fe humana. Claro sin negar que hay gente inescrupulosa que se aprovecha de la buena fe para hacer de lassuyas engañando a los otros, a los cuales les llaman incautos. A lo que la ley llama delito contra la fe pública

* Su ser personal y su naturaleza tienden siempre a creer en alguien, a poner su confianza y su sueños en personas capaces de conducirlo a nuevas experiencias que implican un cambio.

* Busca la felicidad y quiere encontrar a la vuelta de la esquina o comprar como si fuese unobjeto a maniobrar. Cuando la felicidad es un inversión, un sembrar, un darse primero aun donde las cosas difíciles e imposibles. Hay muchos que piensan que la felicidad es solo recibir. Puede ser que sea así. Porque a la felicidad se antepone la fe… en eso que me llena.

* La felicidad no es cuestión del tener.

* Hay en primer lugar un materialismo de “vida y cultura por el que elhombre moderno, busca en todo la satisfacción y el placer inmediato, rehuyendo el pensar para no encontrarse con el vacío que lo lleva como una carga. Y esto lo hace cada vez mas insatisfecho e inseguro: es le hombre que pretende comprar la felicidad, el hombre Light que supedita los valores morales y religiosos al triunfo profesional y a sus prisas y ambiciones. Resulta sin embargo un hombreinsatisfecho, inseguro, y triste, producto de nuestra empobrecida cultura (José Antonio Sayes. Teología para nuestro tiempo. La fe explicada. Ediciones san Pablo. Madrid. 19952 ( p.17)

Necesidad de orar
La fe entra por el oído.
Es la expresión oportuna que hace san Pablo para significar la importancia del mensaje entre los oyentes que tienen esa capacidad de escucha. Con ello no quiere excluira nadie: sordos, mudos y ciegos, sino que es por la misma fuerza del Espíritu Santo tiene un alcance tridimensional por su propio origen, que va más allá de lo meramente acústico y físico, porque el fin es la salvación del hombre en su totalidad y no se reduce a lo corpóreo. Debo decir que la predicación tiene su fuerza en la misma Santísima Trinidad, ya por ella es movida dando así las palabrasprerrogativa divina. Pues se trata de una oferta divina, comunicada a través de la palabra para quienes la escuchen y la acepten. Sabe que el mensaje de salvación es para todos, y que nadie se puede quedar sin esa oportunidad. Para la aceptación de este mensaje se requiere hacer un acto de fe, un creer al dueño de esta oferta o al portador.

La fe es un regalo de Dios
Hablar de la fe es...
tracking img