Habla señor que tu siervo escucha

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2243 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CENÁCULO 4 | |
|HABLA, SEÑOR, QUE TU SIERVO ESCUCHA |

|Preparativos |
|El lugar celebrativo debe ser hermoso y muy sencillo. Debe permitir el silencio. En algún momento |
|habrá música.|
|Hay un lugar visible para exponer el Santísimo. |
|Otros lugares para ir colocando los carteles que guían la oración en común. |
|Los carteles deben estar preparados con la suficiente antelación y nombrado quien los debe colocar. |
|Cada participantetendrá un guión de la oración que recitaremos en común. |

INTRODUCCIÓN-MOTIVACIÓN

Asistimos a esta sencilla celebración para orar. En el corazón de este Encuentro de búsqueda de nuevos caminos de Pastoral Vocacional, pretendemos fijarnos en los procedimientos que Dios tiene para llamar a personas concretas en medio del mundo. Nos ocurre, por desgracia confrecuencia, que no sabemos reconocer bien los “lenguajes” de Dios, sus maneras de proceder, los nuevos caminos que Él utiliza para seguir llamando. Por eso, venimos a dejarnos ilustrar por Él.

A la luz de un conocidísimo pasaje de la Biblia en la que un chico tiene la experiencia de escuchar repetidamente a Dios que le llama, oraremos contemplando. Es la Palabra la que nos ilumina. Nos tocasólo escuchar, contemplar, orar, descansar en la Palabra,... y hacerlo juntos.

1. CANTO DE ENTRADA

2. EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO

Entra el celebrante procesionalmente. Todos se ponen de rodillas. Y en ese momento, permanecemos en silencio contemplativo por unos momentos de manera que se cree un ambiente de adoración ante la Presencia del Señor en la Eucaristía.Después alguien lee el siguiente texto:

Testimonio personal de Mons. F. X. Nguyen van Thuan sobre su experiencia eucarística en la cárcel de Vietnam

“¿Pudo usted celebrar la misa en la cárcel?”, es la pregunta que muchos me han hecho innumerables veces. Y tienen razón: la Eucaristía es la más hermosa oración, es la cumbre de la vida cristiana. Cuando les respondo que sí, ya sé cuál es lapregunta siguiente: “¿Cómo consiguió encontrar pan y vino?”.

Cuando fui arrestado tuve que salir inmediatamente, con las manos vacías. Al día siguiente me permitieron escribir y pedir las cosas más necesarias: ropa, pasta de dientes… Escribí a mi destinatario: “Por favor, mandadme un poco de vino como medicina contra el dolor de estómago”. Los fieles entendieron lo que eso significaba: memandaron una botellita de vino de misa con una etiqueta que decía: “medicina contra el dolor de estómago”, y las hostias las ocultaron en una antorcha que se usa para combatir la humedad. El policía me preguntó:
-“¿Le duele el estómago?”
-Sí.
-“Aquí hay un poco de medicina para usted”.
Nunca podré expresar mi gran alegría: todos los días, con tres gotas de vino y una gota de agua enla palma de la mano, celebraba la misa. Recuerdo lo que escribí: “Tú crees en una sola fuerza: la Eucaristía, el Cuerpo y la Sangre del Señor que te dará la vida”. “He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10, 10). Como el maná alimentó a los israelitas en su viaje a la tierra prometida, así la Eucaristía te alimentará en tu camino de la esperanza”.
Durante la noche lospresos se turnan en adoración; Jesús eucarístico ayuda inmensamente con su presencia silenciosa. Muchos cristianos vuelven al fervor de la fe durante esos días; hasta budistas y otros no cristianos se convierten. La fuerza del amor de Jesús es irresistible. La oscuridad de la cárcel se convierte en luz, la semilla germina bajo la tierra durante la tempestad.
Todos los días, al recitar y...
tracking img